Los falsos Cristos, falsos profetas, herejes, los apostatas, los engañadores irán en aumento.  Hay más señales de esta categoría que de cualquier otra.  2 Timoteo 4:3-4  “Llegará el momento en que ellos  no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a las fábulas “.

15 Marcas de un FALSO MAESTRO:

 

1.  Es complaciente con los hombres.    Cosquillea  los  oídos  de  sus  seguidores  con  la  adulación  y  trata  a  las  cosas         sagradas con descuido en lugar de reverencia. (2 Timoteo 4:3)

 

  

2.  Sus críticas más duras son hacia fieles siervos de Dios.   Critica  a  los  que  enseñan la verdad y  los reprende hoy          dia, asi  como Coré lo hizo con Moisés y Aarón. (Numeros 16:3)

 

3.  Enseña su propia sabiduría y visión.   Sus  enseñanzas  se  basan  en sabiduria de hombres en lugar de enseñar   la          sabiduria mas profunda y rida de Dios. (2 Timoteo 4:3; Jeremias 14:14)

 

4. Se centra en los pequeños detalles, e ignora partes mayores.   Hace hincapié  en  pequeñas  partes e ignora lo de          vital importancia.  Jesús diagnosticó esto.  (Mateo 23:23) y Pablo lo advierte (2 Timoteo 6:4-5)

 

5.  Explota a sus seguidores.  Se aprovecha de sus seguidores, se preocupa de sus bienes y no de su bien,  quiere servirse          a si mismo, y no para los perdidos (2 Pedro 2:1-3)

 

6. Se preocupa más por ganar a otros con sus opiniones que en ayudarlos.   Le  agrada  más  convencer  y  ganar,          que la salvación de almas y discipulos, Jesús lo consideró igual en su tiempo. (Mateo 23:15)

 

7.  Oculta su falsa doctrina con sus elocuentes discursos.   Cubre   sus    blasfemias    y    doctrinas   con   argumentos          poderosos  y  el  uso del lenguaje  elocuente  para  lucir  una  apariencia  mas  atractiva  y  deseable,  contrario  a   Jesús

        (Isaias 53:2)

8. Un falso profeta no tiene ‘puerta estrecha’ en él.   La forma más adecuada de contestar es decir que no hay puerta estrecha en ellos, que no hay "camino angosto". Lo que dicen está bien, pero no incluye esto. Es una enseñanza cuya falsedad hay que detectarla por lo que no dice más bien por lo que dice”. No hay nada en el falso profeta que ofenda al hombre natural. Es el tipo de predicador que agrada a todos por lo tanto todos hablan bien de él. No tiene enemigos. Nadie le persigue por sus mensajes. Sabe comportarse en cualquier contexto y “se hace todo a todos”. Es carismático, dinámico, popular, agradable a la vista y al oído. En suma, “Muy consolador, muy tranquilizante; siempre es así el falso profeta, en su vestido de oveja; siempre inofensivo y agradable, siempre, invariablemente atractivo.

 

9. Un falso profeta no predica doctrinalmente.  ¿De qué manera se da a conocer este espíritu tan inofensivo del falso profeta?  Se manifiesta en general en una ausencia casi total de doctrina en cuanto tal en el mensaje. Siempre habla con vaguedades y en forma general; nunca desciende a detalles doctrinales. No le gusta la predicación doctrinal; siempre es muy vaga. En vez de enseñar al pueblo de Dios sobre la sana doctrina para que sean edificados en la fe, el falso maestro se limita exclusivamente a mensajes bonitos y positivos con el fin de elevar los espíritus de la congregación. En sus sermones, los sentimientos, las emociones, las risas y hasta las lágrimas ocupan el lugar que debe corresponde a la exposición de la verdad de Dios.

 

10. Un falso profeta sólo predica sobre el amor de Dios.  El falso profeta no dice nada sobre la santidad ni la justicia ni la ira de Dios. Su "dios" es una deidad que él mismo ha inventado en base a sus antojos carnales. “Siempre predica acerca del amor de Dios y nunca menciona las otras cosas. Nunca hace temblar a nadie cuando habla de este Ser santo y augusto con el que todos debemos enfrentarnos”. La teología propia del falso profeta, pues, está totalmente distorsionada. Sólo entiende a Dios a luz de sus propios caprichos. Esta es la razón por la cual esconde la verdad. Quiere ser agradable, inofensivo y popular por consiguiente pasa por alto muchos textos de la revelación bíblica tocante a Dios.

 

11. Un falso profeta no enfatiza el juicio final.   Algo que el falso predicador no declara nunca es que se acerca el gran día del juicio. En este sentido, el falso profeta no tiene nada en común con los profetas del Antiguo Testamento ni con los apóstoles del Nuevo ni con el mismo Señor Jesús ya que todos ellos hacían hincapié una y otra vez en el juicio venidero. Los falsos profetas se caracterizan por un espíritu liviano que no toma en serio las amenazas del Santo de Israel. Proclaman “paz, paz” cuando no hay paz. E incluso algunos de ellos se oponen a los auténticos voceros de Dios porque sus sermones resultan demasiado incómodos y ofensivos.

 

12.  Un falso profeta no hace mención del pecado.  Puesto que el falso profeta no quiere caerle mal a nadie, tampoco dedica mucho tiempo al tema del pecado. Es una palabra que no aparece en su vocabulario. Cree, en última instancia, que el ser humano es más o menos bueno. Sí, tiene sus imperfecciones pero no está del todo mal. “No dice que todos somos perfectos; pero sí sugiere que el pecado no es grave”. Dada su falta de interés en el pecado tanto original como individual, tal predicador no pone de manifiesto la profunda incapacidad del hombre para hacer algo por su propia salvación. Esto produce una especie de doctrina humanista donde el hombre se convierte en el agente activo de su propia salvación, la cual es una negación explícita del Evangelio de la gracia.

 

13. Un falso profeta no predica sobre el Jesús bíblico. Tanto la teología propia como la cristología del falso predicador son peligrosas. El atributo favorito del falso maestro es el amor, el amor, el amor de Jesús. Habla en términos generales y ambiguos acerca del Salvador pero no explica la grandeza del aspecto expiatorio de su sacrificio y muerte vicaria. Predica sobre Jesús de una forma sentimentalista pero no de una manera teológicamente correcta. “Habla acerca de los que estaban en torno a la cruz y habla de forma sentimental acerca de nuestro Señor. Nada sabe acerca de la ‘ofensa de la cruz’ de Pablo. Su predicación de la cruz no es ‘para los gentiles locura’ ni ‘para los judíos ciertamente tropezadero’. A través de su filosofía, le ha quitado todo efecto a la cruz”. ¿Cuál es esta filosofía? Es la filosofía de amor y sentimiento, la única clase de filosofía en la cual el mundo está interesado. Da reflexiones bien preciosas sobre Jesús de Nazaret desde una perspectiva estética y ética, no obstante, las mismas están desprovistas de cualquier contenido doctrinal.

 

14. Un falso profeta no habla sobre el arrepentimiento. Como regla general, el falso predicador no cree en el arrepentimiento porque tampoco cree en la perdición eterna del alma. Ya que todos somos más o menos buenos y Dios es un ser puramente emocional, el Padre celestial será el Padre de todos y concederá la vida eterna a todos. El estilo de predicación del profeta falso está diametralmente opuesto a aquél de los puritanos y de otros gigantes del evangelismo porque no se percibe ni una pizca del temor de Dios en sus mensajes. No habla sobre la necesidad de negarse a uno mismo ni sobre el llamamiento a apartarse del mundo de pecado. “El falso profeta no enfatiza la necesidad absoluta de entrar por la puerta estrecha y andar por el camino angosto”.

 

15. Un falso profeta no cree en el autoexamen. La última observación es que el falso profeta desaconseja el autoexamen. ¿Por qué? Porque el autoexamen es incómodo. “Casi sienten que examinarse a sí mismo es herético”. El autoexamen, además de ser un mandato sacado directamente de la Biblia, promueve la mortificación del pecado. Pero esto no agrada al falso maestro ya que quiere una salvación fácil y una vida cristiana repleta de inmadurez, carnalidad y muchas risas.  El falso profeta no es sobrio ni solemne.  No conoce el temor de Dios.  No tiene peso espiritual.

 

1 Timoteo 1:18 Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia,  manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos,  de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

 

Es evidente que se habían hecho profecías con respecto a la voluntad de Dios para el ministerio de Timoteo en la iglesia.  

(1 Corintios 14:29).  Pablo exhorta a Timoteo a que permanezca fiel a esa voluntad revelada para su vida.  Como pastor y anciano de la iglesia, debía mantener en alto la verdadera fe apostólica contra las falsas doctrinas que se iban introduciendo en la iglesia.

 

La locución "naufragaron en cuanto a la fe" es un lenguage fuerte.  Se refiere a alguien que, habiendo profesado la fe, la destruyó y demostró que, en realidad, no se habia convertido.

 

Cuando Pablo dijo: "A quienes entregué a Satanás" es una forma típica de referirse a la excomunión o expulsión de la iglesia (1 Corintios 5:5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús).  Este lenguaje destaca la importancia y la protección de la membresía de la iglesia, ya que una persona expulsada de ella es más vulnerable a Satanás.  La salvación y la unión con el cuerpo de Cristo (la iglesia) protegen al creyente del poder de Satanás (Job 2:6-7; Apocalipsis 2:22 He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella).  La disciplina eclesial sirve para llevar a la persona al arrepentimiento, a la fe verdadera y a la reconciliación con Cristo.  Esa disciplina tiene dos propositos: 

 

1)  Que el transgesor, al experimentar los problemas y el sufrimiento físicio, se arrepienta y llegue a ser salvo. 

 

2) Que la iglesia se libre "de la vieja levadura" es decir, de las influencias pecaminosas, para que el pueblo de Dios se convierta en el nuevo pan de "sinceridad y verdad".

 

Pablo advierte varias veces a Timoteo de la terrible probabilidad de Apostasía en, 1 Timoteo 4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; y en 1 Timoteo 6:9-10 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

 

Ademas de las advertencias de Pablo el mismo Jesús nos advierte en Mateo 7:15-16 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.  Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

 

Estos Falsos Profetas

  • Provienen de un fondo “cristiano” – “habrá entre vosotros falsos maestros.”

  • Niegan la Biblia y el Señor Jesús de alguna manera – “hasta negarán al Señor que los rescató.“

  • Se convierten en muy popular, especialmente entre personas motivadas emocionalmente – “ Y muchos seguirán su libertinaje.”

  • Degradarán doctrinas de la Biblia – “y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado.“

  • Se estimulará la codicia para atraer seguidores – “por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas.“ 

 

ADVERTENCIA:  A la iglesia el Señor le advierte que no quiere  que sigas al mundo, o vivas de acuerdo a sus esquemas, ni que vayas en pos de la mayoría.  Ese no es el camino correcto para tu vida.  Él desea que seas único, diferente y especial, que vayas si es preciso contra la corriente como él anduvo, pues la mayoría, en lo que a Dios se refiere siempre se equivoca.  Mateo 7:13-14 "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan".
 

El “movimiento de engaño” dentro de la cristiandad ya está en acción, muchos falsos profetas ya se estan viendo en el mundo entero.  Y ese movimiento de engaño está llevando a millones de cristianos a un evangelio terrenal, que su única visión es cómo vivir mejor en la Tierra.   Por ello, sólo de eso le predican a la gente, un evangelio de una falsa prosperidad. Que lo único que hace eso, es arraigar el corazón de la gente a las cosas terrenales.

 

Es verdad que Dios quiere que seamos prosperados, pero de acuerdo a como prospera nuestra alma (3 Juan 1:3).  Primero debe haber una restauración en nuestra alma para “saber” administrar la prosperidad que Dios quiere para nosotros.  Pero al hablar de “prosperidad”, no sólo se está haciendo referencia al aspecto financiero y material, sino muchos aspectos de la vida cristiana. Sin embargo, los falsos predicadores que le enseñan a la gente sobre la ´falsa prosperidad´, sólo de dinero hablan.

 

¿Por qué menciono esto?  Porque Jesucristo le dijo eso a sus discípulos que, la primer señal antes de su venida sería, el surgimiento de esos falsos cristos.  Lo delicado y preocupante es que allí dice que “engañarán a MUCHOS”.  Y con mucha tristeza veo que miles de miles van detrás de esos falsos ungidos, sólo porque le dicen a la gente que dando un aporte monetario recibirán gran bendición de dios, y a propósito escribo ´dios´ con minúscula, porque no creo que se refieran al Dios de los cielos, lo más seguro es que se refieren al dios Mammon como lo mencionó Jesús en Mateo 6:24.

 

“Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las RIQUEZAS (ó MAMMONAS).”  Y aquí la palabra “riqueza” en griego es Mammon (o Mammonas).  Mammón era el antiguo dios griego de la “Riqueza y la Fortuna”.

Bien, todo eso ya lo estamos viendo. Esa apostasía está a la orden del día. Esa apostasía manifestada con la enseñanza de ´otros evangelios´, por medio de falsos profetas, lo vemos en cualquier parte. La gente ni necesidad tiene de salir de sus casas, pues hasta por TV satelital (por cable) les llegan a millones de cristianos. Lo sobresaliente de todo, es que ANTES que venga el Señor Jesucristo, surgirían estos falsos predicadores, y eso lo vemos por todos lados.  Por esa razón podemos decir que la venida del Señor ya está cerca.

Aposatasia en la Iglesia a causa de los Falsos Profetas

1 / 1

Please reload

Temas Relacionados:

Falsos Profetas de la Prosperidad
Falsos Cristos
Mostrar más
Falsos Profetas de la Prosperidad

Go to link