¿Se ha preguntado por qué Jesús dijo a sus discípulos en el Evangelio de Lucas Capítulo Diecisiete “Acordaos de la mujer de Lot”.

 

Para responder a esta pregunta, primero tenemos que ir al contexto en el que Jesús hizo esta declaración. Vamos a echar un vistazo en el libro de Lucas capítulo 17:

Lucas 17:26-32 Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.  Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste. En aquel día, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás. Acordaos de la mujer de Lot. 

 

Este pasaje nos muestra el mismo espejo del tiempo que estamos viviendo en la actualidad. Personas que viven una vida en pecado como si fuera normal, ajenos al peligro del juicio venidero. También creo que estos versos nos están advirtiendo que habrán muchos que pondrán la mirada atrás enredándose de nuevo en la misma cosa que el Señor los libró.

Para comprender mejor este tema, vamos a leer  Génesis 19, donde vemos que dos ángeles del Señor se le apareció a Lot diciéndole que venía un juicio de destrucción sobre las ciudades Sodoma y Gomorra, porque “El clamor contra ellos ha subido delante de Jehová,” Génesis 19.

 

En Génesis 19:15.  La palabra de Dios dice: “Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad.” Quiero subrayar aquí que el Señor no quería que Lot, ni su familia padecieran en aquel lugar envuelto en la ira que estaba a punto de ser derramada sobre las ciudades de la llanura, pero envió a los Ángeles para sacarlos de la ciudad antes de que cayera el juicio.

Génesis 19:16-17  Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad. Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas.

Observe que el Señor dijo: “No mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; “Lot, su esposa y sus dos hijas iban huyendo a una ciudad llamada “Soar”, pero algo terrible sucedió al salir!  Génesis 19:23-26  El sol salía sobre la tierra, cuando Lot llegó á Zoar. Entonces llovió Jehová sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; Y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. Entonces la mujer de Lot miró atrás, á espaldas de él, y se volvió estatua de sal.

 

Entonces, ¿por qué Jesús nos dice que “recordemos” la mujer de Lot? Creo que la respuesta es simple: Justo antes del regreso del Señor, vamos a ver a muchos creyentes que se tornarán atras, unos volverán a practicar el pecado y amar mas los placeres de este mundo que a Dios y otros caerán en la apostasia y el ecumenismo

 

¿Podría ser posible que la mujer de Lot estaba fuera de Sodoma, pero Sodoma no estaba fuera de ella?  Soy consciente de que muchos dirán que ella miró hacia atrás por su compasión por las personas que quedaron en la ciudad, pero también me recuerda un pasaje del Nuevo Testamento describe el estado mental y emocional del Lot antes de ser entregado de Sodoma y Gomorra.

2 Pedro 2:6-8 –Y si condenó por destrucción las ciudades de Sodoma y de Gomorra, tornándolas en ceniza, y poniéndolas por ejemplo á los que habían de vivir sin temor y reverencia de Dios,  Y libró al justo Lot, acosado por la nefanda conducta de los malvados;  (Porque este justo, con ver y oir, morando entre ellos, afligía cada día su alma justa con los hechos de aquellos injustos)

Hay que recordar que eventualmente vamos a estar expuestos a la tentación a diario! Es por esto que es de vital importancia ponernos la armadura de Dios para apagar cada dardo del maligno! Lo que recuerdo de la esposa de Lot, es que tengo que mirar a mi alrededor y darme cuenta de lo que Dios me a liberado, una vida de pecado; envuelta en vanidad, mentira y engaño, y si miro hacia atrás esto me llevaría a la destrucción final.

Gálatas 5:1  ESTAD, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no volváis otra vez á ser presos en el yugo de servidumbre..

1 Tesalonicenses 5:22-24  Absteneos de toda especie de mal. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará. 

La Biblia habla de una historia que pasó hace cuatro mil años en el país de Israel:

 

En Génesis 13, encontramos la historia de Abram y su hermano Lot. Abram (o Abraham) era riquísimo en ganado, en plata y en oro (Génesis 13:2). Lot mismo tenía muchas ovejas, vacas y tiendas (Génesis 13:5) y entre los dos la tierra no era suficiente para que los dos habitasen juntos. Hubo contiendas entre los pastores de Abram y los pastores de Lot. Al final Lot decidió vivir en la llanura del Jordán por decisión propia (Génesis 13:8-10). Sodoma y Gomorra estaban en esta llanura y Lot decidió vivir aquí porque todo era de riego (Génesis 13:10).


Hoy en día, cerca de la supuestamente estatua de sal de la esposa de Lot, Génesis 19:26, se encuentra las dos ciudades de Sodoma y Gommora que están cubiertos por el agua del mar muerto. Las dos ciudades se encontraban en la valle dónde se encuentra el mar muerto. 

Temas Relacionados:
Como en Sodoma y Gomorra
La Biblia y la Homosexualidad
¿Que es el Ecumenismo?
Ecumenismo y su Engaño
La Apostasía
Falsos Profetas de la Prosperidad
Creación vs Evolución
El Misterio de la Iniquidad
Mostrar más