Please reload

Marcos 16:15-18 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el "evangelio" a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

 

El termino "evangelio" aparece con frecuencia en el Nuevo Testamento como sustantivo y como verbo, y literalmente significa "buenas nuevas" o "proclamar las buenas nuevas".  El sustantivo euangelion, aparece 75 veces y el verbo euangelizomai 56. 

 

El evangelismo es una invitación activa a las personas para que respondan al mesaje de gracia y se entreguen a Dios en Jesucristo. Si bien muchos creen que el evangelismo es un fenómeno del Nuevo Testamento, una profunda preocupación por todas las personas es igualmente obvia en el Antiguo Testamento (1 Reyes 8:41-45; Salmo 22:27-28: Isaias 2:2-4).  El cuidado de Dios hacia la primera pareja después de que pecaran, su plan para "bendecir" a todas las personas por medio de la nación israelita, y sus continuas tentativas mediante los profetas y la disciplina para forjar a Su pueblo y convertilo en  una nación útil, todo habla de su amoroso interés.

 

Si bien la influencia de Israel era principalmente nacional e interna, había ocasiones en que su testimonio ere individual y externo (Daniel 3-6; 2 Reyes 5:15-18; Jonas 3:1-10).  Aunque Israel fracasó en gran medida en su misión, la importante cantidad de personas temerosas de Dios al comienzo de la era cristiana muestra que su atracción y sus esfuerzos proselitistas no fueron tatalmente en vano.

 

Sin embargo, el Nuevo Testamento manifiesta el empuje dinámico del evangelismo.  Si bien la palabra no aparece en la Biblia, está entretejida en la trama de las Escrituras.

 

Evangelismo deriva de la palabra griega euangelion, que significa "buenas nuevas".  La forma verbal euangelizo significa "llevar" o "anunciar buenas nuevas", aparece unas 55 veces (Hechos 8:4,25,35; 11:20) y se traduce normalmente con la forma apropiada de la palabra "predicar".  El evangelismo tiene que ver con la proclamación del mensaje de buenas noticias.

 

El evangelismo es la comunicación del evangelio guiada por el Espiritu Santo de tal modo que los receptores tengan una oportunidad válida de aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador y convertirse en miembros responsables de la Iglesia. Dicha definición toma en cuenta la obra esencial del Espirtu Santo, las diversas maneras de hacer llegar la buena nueva, el interés holístico hacia las personas involucradas, la necesidad de comunicación y compresión reales del mensaje, y la necesidad de una membresía productiva en la iglesia por parte de la eprsona convertida.

 

Lucas 8:2-56  muestra como Jesuús llevaba la buena nueva.  No solo predicó; demostró su poder sobre las fuerzas de la naturaleza al salvar a sus discipulos.  Echó fuera demonios, sanó a los enfermos, resucito a muertos.  Presentó claramente la buena nueva mediante la palabra y las obras, y no solo con palabras.

 

Pablo, de modo similar, describe cómo fue usado: "porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí, para conducir a los gentiles a la obediencia. Y lo he hecho de palabra y de obra, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.  Y de esta manera me esforcé en predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiera sido anunciado, para no edificar sobre fundamento ajeno, sino, como está escrito: «Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán; y los que nunca han oído de él, entenderán.»" Romanos 15:18-19 .

 

El mandato bíblico sigue siendo:  "Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos.  Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él.  ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.  Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible 1 Corintios 9:22-25.

 

Please reload