La Luna será la primera víctima del 'astro de la muerte'

January 23, 2017

Dentro de miles de millones de años el Sol se habrá convertido en un 'astro de la muerte' que muy probablemente destruirá primero la Luna y posteriormente la Tierra, reza el estudio realizado por investigadores del centro de astrofísica Harvard-Smithsonian (EE.UU.) y la Universidad de Warwick (Reino Unido).

 

Los científicos notaron que aproximadamente una cuarta parte de las enanas blancas, en las que con el tiempo se convierten las estrellas similares al Sol, tiene un disco que gira alrededor de ellas y consta de fragmentos de cuerpos planetarios de satélites de exoplanetas. 

Esto sucede porque las enanas blancas ejercen más fuerza gravitacional hacia los satélites de los planetas que giran alrededor de ellas y hacia los planetas que pesan relativamente poco, como Plutón. 

Si la distancia entre una enana blanca y un satélite es inferior a unas pocas décimas de la esfera de Hill (que es como se conoce en astronomía la esfera de influencia gravitacional de los cuerpos celestes) el riesgo de destrucción del satélite por la fuerza de gravedad aumenta dramáticamente. Según indicaron estimaciones previas, este proceso puede durar un millón de años.

 

Please reload

El libro del Génesis dice que Dios utiliza el sol, la luna y las estrellas para señales y estaciones. Pueden encontrarse ejemplos en la Biblia.  Piense en cómo una estrella guió a los Reyes Magos a Jesús o cómo el sol se detuvo, como Josué guió a Israel a la victoria sobre sus enemigos. 

 

Dios se está preparando para hablar de esta manera, una vez más. "Hay una sensación en el mundo de que las cosas están cambiando y que Dios está tratando de comunicarse con nosotros de una manera sobrenatural,"

 

En el libro de Joel, Dios dice que habrá "prodigios en el cielo y en la tierra, sangre y fuego... el sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre, antes que venga el día grande y terrible del Señor".  En Hechos, el apóstol Pedro repite ese versículo de Joel. Y el libro de Apocalipsis dice que durante la Gran Tribulación, "la luna será como la sangre".

Please reload