La conexión entre Israel y el Monte del Templo

Lo que esta pasando en Israel en el Monte del Templo
JERUSALÉN ya es la copa y piedra pesada del conflicto que despedazará a todas las naciones (ONU) cuando venga la destrucción repentina, Zacarías 12:3, Isaías 24:3-6, Joel 3:1,2,1 Tesalonicenses 5:3.

Las tensiones continuaron estallando el lunes en el Monte del Templo después de que la estructura de la “Puerta de la Misericordia” cerca de la mezquita de Al-Aqsa fue certificada como otra mezquita, con un acuerdo silencioso de Israel, a pesar de las negativas oficiales emitidas por las autoridades israelíes.

Los funcionarios del gobierno dijeron que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, emitió una orden para retirar el equipo del sitio y rechazar la oración allí.

La estructura fue recientemente equipada con alfombras y otros muebles junto con renovaciones. Erán Tzidkiyahu, del Foro para el Pensamiento Regional, visitó el sitio el lunes y evaluó que pronto se usará como un área de oración permanente para los musulmanes.

Mientras tanto, la autoridad islámica que supervisa los lugares sagrados musulmanes en Jerusalem, conocida como Waqf, anunció que ya ha nombrado a un imán para la estructura de la “Puerta de la Misericordia” y que su estado sería idéntico al de otros lugares de culto en el Monte del Templo.

La policía israelí arrestó el domingo al jefe de la autoridad de Waqf, Sheikh Abdelazeem Salhab, y a otros líderes de Waqf, luego de violentas protestas en el Monte del Templo la semana pasada. Salhab, quien fue liberado poco después de su arresto y excluido del área por una semana, fue nombrado por Jordania.

Si Israel no actúa para revertir la tendencia, la cantidad de mezquitas en el complejo del Monte del Templo se mantendrá en cinco.

Hace unos 52 años, inmediatamente después de la Guerra de los Seis Días, solo había una mezquita, la mezquita Al-Aqsa. Con el paso del tiempo, la Cúpula de la Roca también fue certificada como mezquita y en su mayoría atiende a mujeres musulmanas los viernes. En la década de 1990, otras dos mezquitas fueron certificadas, pero en forma subterránea: el área de la “Puerta de la Misericordia”, que algunos musulmanes en los últimos días han calificado como la “quinta mezquita”, fue cerrada por Israel en 2005 después de que un grupo vinculado a Hamas realizara actividades en el sitio.

 

El nuevo liderazgo de Waqf, compuesto por funcionarios de Fatah, la Autoridad Palestina, Hamas y la Hermandad Musulmana, violó el sitio hace unas dos semanas, y el viernes pasado miles de fieles oraron allí. Los líderes de Waqf arrestados por Israel, como se dijo, fueron liberados poco después por motivos legales, ya que el mencionado grupo afiliado a Hamas que había operado allí, y que sirvió de pretexto para cerrar el sitio, ya no existe, y las dudas surgieron sobre la legalidad de la orden de cierre más reciente.

Cabe señalar que antes de 2005, aunque el complejo estaba controlado por los musulmanes, no funcionaba como una mezquita y la gente normalmente no lo usaba para el rezo.

 

Figuras árabes israelíes de alto nivel, entre ellas el jefe del Alto Comité de Seguimiento para ciudadanos árabes de Israel, el ex miembro de la Knesset Mohammad Barakeh, junto con representantes de los partidos Balad y Ra’am, visitaron la estructura el lunes y se reunieron con los líderes del Waqf.

 

“Es el derecho de todo musulmán a rezar en la mezquita de Al-Aqsa. Las acciones del gobierno israelí para judaizar Jerusalem y erosionar el status quo en Al-Aqsa se encontrarán con una fuerte resistencia”, amenazaron.

 

Un funcionario del gobierno israelí dijo: “El primer ministro dio instrucciones para hacer cumplir la orden de la corte sin ningún compromiso. El nivel político no permitirá que el sitio se convierta en una mezquita. Esta directiva fue pasada a la policía y este mensaje fue entregado a ciertas autoridades y también a Jordania. El primer ministro ha dado instrucciones al ministro de seguridad pública [Gilad Erdan] para que retire las alfombras y otros equipos del sitio”.

1 / 25

Please reload

¿Cómo fue que las disputas internas transformaron al Monte del Templo en un sitio sagrado musulmán?

Los Judios orando en vista a el Monte del Templo

Primer Ministro de Israel responde a la UNESCO

Israel suspende coperación con la UNESCO

1 / 2

Please reload

Temas Relacionados:

El Regreso de los Judios a Israel
El Aliyah
El Tercer Templo
Mostrar más

¿Qué dice la Biblia sobre el Monte del Templo e Israel?

 

1 Reyes 8:28-30  "Con todo, tú atenderás a la oración de tu siervo, y a su plegaria, oh Jehová Dios mío, oyendo el clamor y la oración que tu siervo hace hoy delante de ti; que estén tus ojos abiertos de noche y de día sobre esta casa, sobre este lugar del cual has dicho: Mi nombre estará allí; y que oigas la oración que tu siervo haga en este lugar. Oye, pues, la oración de tu siervo, y de tu pueblo Israel; cuando oren en este lugar, también tú lo oirás en el lugar de tu morada, en los cielos; escucha y perdona.

 

2 Crónicas 7:12 Y apareció Jehová a Salomón de noche, y le dijo: Yo he oído tu oración, y he elegido para mí este lugar por casa de sacrificio.

 

Isaías 56:7 Yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

El Templo de Jerusalén o el Templo de Salomón fue el santuario principal del pueblo de Israel  y contenía en su interior el Arca de la Alianza, el candelabro de los siete brazos y demás utensilios empleados para llevar a cabo el culto hebraico en tiempos de la Edad Antigua.

Se localizaba en la explanada del monte Moriá, en la ciudad de Jerusalén, donde se ubican en la actualidad la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa.

El Primer Templo fue construido por el rey Salomón para sustituir al Tabernáculo como único centro de culto para el pueblo judío. Fue saqueado por Sheshonq I en 925 a.E.C. y destruido por los babilonios durante el segundo asedio de Nabucodonosor II a Jerusalén en 587 a.E.C.

El Segundo Templo, mucho más modesto, fue completado por Zorobabel en 515 a.E.C. (durante el reinado del persa Darío I) y seguidamente consagrado. Tras las incursiones paganas de los seleúcidas, fue vuelto a consagrar por Judas Macabeo en 165 a.E.C.  Reconstruido y ampliado por Herodes, el Templo fue a su vez destruido por las tropas romanas al mando de Tito en el año 70 E.C., cuando el Sitio de Jerusalén, durante la revuelta de los zelotes. Su principal vestigio es el Muro de las Lamentaciones, también conocido como Kotel o Muro Occidental.3

La escatología hebrea establece que el Tercer Templo de Jerusalén será reconstruido con el advenimiento del mesías del judaísmo.

El Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas es un lugar religioso sagrado de aproximadamente 15 hectáreas ubicado en la ciudad vieja de Jerusalén. También es conocida como (Monte de la Casa o Monte del Templo, en alusión al antiguo templo) por los judíos y cristianos.

Es el lugar más sagrado del judaísmo, ya que en el monte Moriá se sitúa la historia bíblica del sacrificio de Isaac. El lugar de "la piedra del sacrificio de Isaac" (la Sagrada Piedra de Abraham) fue elegido por el rey David para construir un santuario que albergara el objeto más sagrado del judaísmo, el Arca de la Alianza. Las obras fueron acabadas más tarde por Salomón en lo que se conoce como Primer Templo o Templo de Salomón y cuya descripción solo conocemos a través de la Biblia, ya que fue profanado y destruido por Nabucodonosor II en el 586 a. C., dando inicio al exilio judío a Babilonia. Unos años después se reconstruyó el Segundo Templo, que volvió a ser destruido en el 70 d. C. por los romanos, con la excepción del muro occidental, conocido como Muro de las Lamentaciones, que aún se conserva y que constituye el lugar de plegaria más importante para los judíos. Según la tradición judía, es el sitio donde deberá construirse el tercer y último templo en los tiempos del Mesías.

Según ciertas ramas de la ortodoxia judía, los judíos no deben penetrar en el Monte del Templo porque podrían, sin querer, violar el Kodesh HaKodashim (sancta sanctorum) del desaparecido templo, es decir, la zona del mismo cuya entrada solo estaba permitida, y aún lo está, al sumo sacerdote, y también por las reglas de pureza necesarias para ingresar, las cuales no pueden ser cumplidas hoy en día. Es accesible a todo público solo si obedecen regulaciones como entrar a ella sin pantalones cortos ni zapatos de cuero, y permanecer en el sitio con respeto. En las entradas y salidas de la misma hay guardias de la Policía de Fronteras de Israel.

En la explanada se encuentran también dos de los templos más importantes del islam: la Mezquita de Al-Aqsa, la cúpula "plateada", y el Domo de la Roca la cúpula de oro, construidas ambas en el siglo VII, la Cúpula de la Cadena del Siglo VII, la Cúpula de la Ascensión del siglo X, la cúpula de Yusuf del siglo XII o la Cúpula de los Profetas del siglo XVI. La segunda debe su nombre a que alberga en su interior la que —según la tradición islámica— es la piedra sobre la que Abraham se dispuso a sacrificar a su hijo (Ismael, y no Isaac, según el Corán); desde esa misma piedra fue elevado Mahoma al cielo, dice la tradición musulmana. La cúpula es uno de los lugares más representativos de la ciudad.

Actualmente, la explanada es uno de los lugares sagrados más disputados del mundo.

El 28 de septiembre de 2000, tras una visita de Ariel Sharón a la Explanada, estalló la llamada Intifada de Al-Aqsa, fenómeno que se atribuyó en un principio al supuesto carácter provocador de dicha visita. Sin embargo, una comisión internacional, la Comisión Mitchell, encargada de estudiar los orígenes de la Intifada, y de examinar los disturbios y la represión durante la visita de Sharón, llegó a la conclusión de que la visita no fue la razón del inicio de la Intifada de Al-Aqsa, sino que se remonta a la ruptura de las negociaciones de Camp David el 25 de julio de 2000.

Existe un clima muy tenso alrededor de los derecho de judíos de rezar y visitar el Monte del Templo. El 29 de octubre de 2014, hubo un atentado contra la vida del activista israelí Yehuda Glick que lucha por el derecho de judíos de rezar en el Monte del Templo, Yehuda Glick sobrevivió el ataque tras un largo tratamiento en terapia intensiva.1 En octubre de 2015 tras el discurso de Abu Mazen en la ONU, la ANP reinició su campaña (iniciada en 2014) incitando al derramamiento de sangre judía, por una supuesta profanación cometida por los judíos al pisar el Monte del Templo con sus sucios pies. Eso inició la llamada "intifada del cuchillo".

El viernes 15 de abril, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) votó a favor una declaración: Israel no tiene ningún derecho sobre el Monte del Templo. Hizo referencia al lugar solo con las denominaciones palestinas –Mezquita de Al-Aqsa / Al-Haram Al-Sharif– e ignoró sus miles de años de historia judía. En el comunicado, cada vez que se menciona la palabra “Israel”, va seguida del epíteto “fuerza de ocupación”; un total de 16 veces en un documento de menos de cinco páginas.

La declaración no menciona ni una sola vez el derecho de los judíos al culto dentro o alrededor del Monte del Templo. En cambio, “condena enérgicamente las agresiones israelíes y las medidas ilegales contra la libertad de culto y contra el acceso de los musulmanes a su lugar santo de Al-Aqsa / Al-Haram Al Sharif”.

La votación como era de esperar dado el actual contexto en la ONU– fue abrumadoramente a favor. Los estados miembro del consejo se pronunciaron con 33 votos a favor de la decisión, 6 en contra y 17 abstenciones.

De aquí a una medida que solicite la supresión completa del estado de Israel por “infringir los derechos palestinos” no hay mucha distancia. Debemos reconocer que la gran mayoría de los miembros de la ONU desearían el estado de Israel no existiera. Esta poco lúcida declaración de la UNESCO no refleja su ignorancia sobre la historia de Jerusalén, sino su ira y su odio hacia el estado judío.

El mundo siente que el pueblo de Israel no merece su propia tierra. Puede que no lo expresen con palabras, pero sienten que los judíos no tienen derechos en la tierra santa; sienten que no son el pueblo santo. La votación en la UNESCO no es más que un recordatorio de que esto es lo que el mundo opina.

Mientras que Israel ha tomado medidas enérgicas contra la incitación de los predicadores musulmanes en el Monte del Templo, lo que ha producido que un número de clérigos sean encarcelados por incitar la violencia, parece ser que ese tipo de predicación antijudía/antisemita no cesa y continúa en la mezquita de Al Aqsa.

Un vídeo publicado por MEMRI, muestra al predicador Ali Abu Ahmad llamando a los ejércitos musulmanes en todo el mundo a levantarse e imponer un "Califato", y terminar con una oración por la aniquilación del pueblo judío. El discurso tuvo lugar el 20 de mayo, en el período previo al Ramadán.

El ramadán es el mes sagrado islámico según calendario. En este los musulmanes realizan peregrinajes a la Meca y Medina y todo el mes se presentan en ayuno, ruegos, súplicas y oraciones a Alá (dios en árabe), el nombre de su dios.

 

El discurso de odio mostrado por el predicador islámico es indiscutible:  "Oh Allah, protege a la mezquita de Al-Aqsa de la suciedad de los Judios! Oh Allah, aniquila a todos los Judios! Oh Allah, nos permiten matarlos!"

El Lugar del Tercer Templo de Israel   ¿Donde será?

El temor islámico presiona a los sectores, una incertidumbre ocasionada por la sola presencia de los Judíos en el Monte del Templo, que ahora es ocupado por las Mezquitas... ¿Cuándo los Judíos se decidirán a destruir las mezquitas para instalar su Templo?, pregunta reinante en las mentes de musulmanes y detonante para justificar sus violentas manifestaciones y versiones ahistóricas.

Algunos estudiosos afirman que la mezquita no está construida en el exacto lugar del Templo, y otros creen que es posible que el Nuevo Templo sea construido al lado de la Mezquita. El debate es complejo, y de hecho, la situación es tal que algunos "Judíos Islámicos" afirman que la Mezquita Al-Qsa es realmente el Nuevo Templo.

 

Aún con todo lo que implica, es un hecho que los avances para la reconstrucción del Tercer Templo avanzan.

La Biblia habla proféticamente que en el futuro habrá un Tercer Templo. Esto se encuentra en Mateo 24:15 que dice: "Por tanto, cuando veáis la abominación de la desolación, '[Anticristo] dicha por Daniel profeta, que estará en el lugar santo [Templo judío]..." La palabra "lugar santo", utilizado en esta Escritura, hace referencia al Nuevo Templo Judío que será reconstruido en Jerusalén en un futuro próximo, de acuerdo con las interpretaciones generales. 


Hoy en día existe una institución que se dedica específicamente a esta causa, se le llama, "El Instituto del Templo". Fueron fundados en 1987 y en la actualidad son la entidad oficial de la planificación y desarrollo de la construcción del nuevo templo. El Instituto del Templo ya ha restaurado más de 60 diferentes vasos del templo sagrado que incluyen: el pectoral del sacerdote, la corona del sacerdote, el shofar, instrumentos musicales, la fuente, el Mizrak, y más. Algunos de los vasos más importantes también se han terminado: la Menorá, el incienso Alter, la Mesa de Oro de los Panes y el Arca de la Alianza.


Muchos aseguran que el templo habría sido construido si no fuera por los musulmanes, dado que la "Cúpula de la Roca" está de pie en el lugar que los israelíes desean construir. En verdad, el templo no se puede construir hasta que algún tipo de acuerdo se pueda hacer con las partes, construirlo donde la "Cúpula de la Roca" se encuentra o construirla en otro lugar. ¡Es lo que más intriga!

La UNESCO, la organización internacional que vela por la educación, las ciencias y la cultura, ha dado muestras de desconocer por completo la historia y como ya ocurrió en más de una oportunidad, ese desconocimiento se centra en el Medio Oriente y más específicamente en Jerusalén.

Pero es posible que la UNESCO, no solamente desconozca la realidad, sino que la tergiverse. Eso ya sería más grave, pues en este caso la organización internacional estaría errando, haciendo manipulaciones con los datos históricos. Y la intención es bien clara, tratar de borrar todo vínculo entre el Pueblo Judío y su Capital Histórica.


¿Qué es el Monte del Templo y que vínculo tiene con el judaísmo?


Veamos cuál es la realidad…
Los datos que trataremos de recopilar a continuación están basados en dos fuentes. Una es la Biblia y la otra las investigaciones arqueológicas que se llevan a cabo hasta el día de hoy, para desenterrar indicios del pasado que se encuentran ocultos bajo nuestros pies.

El vínculo que une al Pueblo de Israel con la Tierra de Israel, tiene aproximadamente 4.000 años de existencia, cuando el Patriarcas Abraham, Itzjak y Iaakov llegaron a estas tierras.


Hace alrededor de 3.000 años, el Rey David, conquistó la ciudad de Jerusalén y la convirtió en la capital de su reino. Desde entonces la ciudad es también llamada La Ciudad de David y está considerada como el Centro Espiritual del judaísmo.


Fue en Jerusalén en donde el Rey Salomón construyó el Gran Templo, en el Monte Moriah, considerado sagrado por el judaísmo pues la tradición indica que fue en dicho lugar en donde se llevó a cabo el capítulo bíblico del Sacrificio de Itzjak, que al final, no fue sacrificio. Lugar que es conocido como El Monte del Templo y que la UNESCO se empecina en llamarlo por su nombre árabe…


La Tierra de Israel sufrió varias ocupaciones foráneas, como la de los babilonios en el año 586 A.C., cuando el Primer Templo fue destruido y los judíos fueron deportados a Babilonia.


Los judíos regresaron a su Tierra, construyeron el Segundo Templo, en Jerusalén, en el mismo lugar en donde se encontraba el Primero.


Los romanos, con Tito a la cabeza, ocuparon el Reino de Judea, destruyeron la ciudad de Jerusalén en el año 70 y el Segundo Templo.

Durante aproximadamente 1878 años, desde el año 70 hasta el año 1948, el país de los judíos, la Tierra de Israel fue ocupada y gobernada por diferentes imperios y no por el pueblo que lo había habitado durante varios siglos.


La dominación romana se extendió desde el año 70 hasta el 313. Los romanos en su afán por borrar la identidad judía del país cambiaron el nombre de Judea, por el de Palestina, en alusión a los filisteos, uno de los pueblos que habitaron la región.


Por supuesto que esta alusión a Palestina, no tiene nada que ver con la forma como el nombre de Palestina y el de palestinos son usados en nuestros días.


El Arco de Tito en Roma, destaca el saqueo que sufrió el Templo de Jerusalén y el Reino de Judea, en donde se puede ver en el relieve del arco, a la Menorá, el candelabro de los 7 brazos del Templo de Jerusalén, que es llevada por los judíos camino al exilio.


La dominación bizantina se prolongó desde el año 313 al 636 y llevó a una fuerte helenización del país. Los cristianos de oriente al querer conservar y venerar los Santos Lugares del cristianismo, construyeron entre otras la Iglesia de la Anunciación en Nazaret, la Iglesia de la Natividad en Belén y la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén.

Ahora bien, hasta este momento, en ningún lugar hablamos ni de árabes, ni de palestinos, porque simplemente no existían.  Insisto en que nos estamos basando en datos históricos y en descubrimientos arqueológicos.


Desde el año 636, es decir en el siglo séptimo, más de 2.500 años después de que el Pueblo Judío se había asentado en su Tierra y más de 600 años después de que había surgido, también en la Tierra de Israel, el cristianismo, se produce la ocupación árabe, proveniente de la Península Arábiga, dominación que se extendió hasta el año 1099. Omar, el segundo califa del Islam, ordena construir el sitio sagrado de la Cúpula de la Roca, que no es una mezquita como muchos erróneamente la llaman y la Mezquita de El-Aqsa en Jerusalén, en el mismo lugar en donde se encontraban las ruinas del Segundo Templo.


En el año 1099 el territorio judío fue ocupado por los cruzados hasta el año 1291.


Después de un sitio de cuarenta días, Jerusalén fue tomada por asalto por Godofredo de Bouillón. Siete mil musulmanes fueron exterminados. Entretanto, los judíos se habían refugiado para rezar en la sinagoga principal que fue primero sitiada y luego incendiada. Los que intentaban salir de la sinagoga incendiada fueron asesinados en las callejuelas adyacentes.


La dominación mameluca se extendió entre los años 1291 y el 1516. Los mamelucos eran mercenarios del Sultán de Egipto, por lo que en esos años, Palestina vivió bajo la dominación egipcia.


Los turcos otomanos ocuparon la región por uno de los períodos de tiempo más extensos, 400 años, desde el año 1516 hasta el 1917.


La situación de Palestina bajo la dominación otomana no fue precisamente idílica. Fueron frecuentes las rebeliones contra su dominación.


Hubo un momento de prosperidad en la “Edad de Oro” del Imperio Otomano, bajo el reinado de Solimán el Magnífico (1494–1566). Fue Solimán quien reconstruyó las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén.


Bajo el dominio de Palestina y de Siria por un Pachá turco, Jazzar, se produce en 1799 el intento de Napoleón Bonaparte de invadir Palestina, invasión que fue rechazada con la ayuda que los ingleses le brindaron a Jazzar.


A partir de entonces, comienza la época en la que el destino de Palestina es determinado lejos de la región, en las oficinas diplomáticas de Europa, en Occidente.


Por último, el Mandato Británico de Palestina que se extendió entre el año 1917 y el 1948.


En los 19 siglos de ocupación foránea, y es importante destacarlo, nunca se interrumpió la vida judía en la Tierra de Israel.


El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprueba el Plan de Partición de Palestina que llama a la creación de un Estado Judío y de un Estado Árabe, lo que constituye la base jurídica que llevó a la Declaración de la Independencia del Estado de Israel, el 14 de mayo de 1948. Es decir hace 68 años.


Destacamos que la Resolución de la Partición de Palestina, no habla de un Estado Palestino, sino de un Estado Árabe, dado que hasta entonces nadie hablaba de palestinos, sino de la “población árabe” de Palestina. Recién a partir del año 1964 se empezó a utilizar el término “palestinos”.


Como ya la indicamos, durante varios siglos, la Tierra de Israel vivió de manera independiente bajo el dominio del Pueblo Judío.


¿Cuándo hubo en esta tierra un gobierno árabe? Nunca.


Durante varios siglos, la ciudad de Jerusalén fue la capital del reino de los judíos.


¿Cuándo fue Jerusalén la capital de alguna dominación árabe? Nunca.


Datos históricos que seguramente son conocidos por muchos de los que votaron a favor de la increíble propuesta, pero parte de ellos llevados por un fanatismo religioso y otros llevados por intereses económicos, decidieron dejar de lado la verdad.


Destacamos que votaron a favor, 24 países, 26 se abstuvieron y 6 votaron en contra.


Votaron en contra: Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Holanda, Lituania y Estonia.


Dos países no estuvieron presentes en la votación: Turkmenistán y Serbia.


Votaron a favor: Rusia, China, Brasil, México, Egipto, Sud África, Argelia, Bangladesh, Irán, Líbano, Malasia, Marruecos, Mauricio, Mozambique, Nicaragua, Nigeria, Omán, Pakistán, Qatar, República Dominicana, Senegal, Sudán, Chad, Vietnam.


Los países que se abstuvieron, no sabemos si dudaron o les tembló la mano al intentar votar en contra, fueron: Albania, Argentina, Camerún, Costa de Marfil, El Salvador, España, Francia, Ghana, Grecia, Guinea, Haití, India, Italia, Japón, Kenia, Nepal, Uganda, Paraguay, Corea del Sur, Saint Kitts y Nevis, Eslovenia, Sri Lanka, Suecia, Togo, Trinidad Tobago, Ucrania.