February 27, 2018

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió para hablar sobre “la cuestión palestina”. Esta es una ocurrencia regular y regularmente absurda. El absurdo alcanzó un nuevo nivel, sin embargo, con una exhibición teatral del presidente palestino Mahmoud Abbas que mostró exactamente lo que piensa la Autoridad Palestina sobre la paz.

En el discurso de Abbas, enumeró sus demandas, que incluían una “suspensión de la decisión respecto de Jerusalem y la suspensión de la transferencia de la embajada de EE. UU. a Jerusalem”. Después de su discurso, él y sus burócratas salieron de la cámara del Consejo, sin escuchar los dos discursos que le proseguían: del embajador israelí Danny Danon y de la embajadora estadounidense Nikki Haley.

 

“Esperaba que el Sr. Abbas se quedara con nosotros y mantuviéramos un diálogo”, comentó Danon.

 

“Desafortunadamente, una vez más se ha escapado”.

1 / 50

Please reload

NOTICIAS de lo que esta pasando en Israel que indica como las profecias se estan cumpliendo, y como se esta preparando el camino para la manifestación del anticristo. Esto indica que el arrebatamiento de la iglesia cada dia esta más cerca, estamos en tiempo de santificarnos y puricarnos como iglesia porque nuestra redencion esta cerca.

Temas Relacionados:

Las 70 Semanas de Daniel
Israel y las Naciones
Jerusalem Rodeada de Ejércitos
Expectativas del Mesías
El Anticristo
El Tercer Templo
Mostrar más

Está implícito en la profecía de Daniel que hay un período considerable entre el fin de los 483 años,  o las 69 semanas,  y el comienzo de los últimos siete años o septuagésima semana, puesto que incluye dos sucesos separados por 40 años.

 

La última semana se iba a caracterizar por un pacto que se hace con un príncipe futuro relacionado con el pueblo que destruyó la ciudad. Como el pueblo que destruyó la ciudad fue el pueblo romano, «el príncipe que ha de venir»  será precisamente un gobernador del imperio romano resucitado. (Daniel 9:26 y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones.)  Muchos intérpretes miran esto como un suceso aún futuro que ocurrirá después que la iglesia haya sido arrebatada.

 

Este gobernador futuro hará un pacto de siete años con el pueblo de Israel, como se describe en (Daniel 9:27 Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador). 

 

La confirmación de un pacto entre el “príncipe que ha de venir” e Israel indicará el comienzo de la septuagésima semana, los últimos siete años de esta época.  Respecto a ese acontecimiento, la Biblia enseña lo siguiente:

 

El príncipe que hará el pacto con Israel es el anticristo, pero no se habrá revelado en ese momento. (2 Tesalonicenses 2:3-11, “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.  ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os decía esto?  Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste.  Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.  Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.  Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira.” )  (1 Juan 2:18  Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo). Es evidente que el anticristo negociara un tratado de paz entre Israel y sus enemigos en cuanto a un litigio de Tierra (Daniel 11:39 Con un dios ajeno se hará de las fortalezas más inexpugnables, y colmará de honores a los que le reconozcan, y por precio repartirá la tierra.)

Desde que Israel se estableció como Estado, la nación ha anhelado tener relaciones pacíficas con sus vecinos árabes. A partir de 1948, la ONU pidió el establecimiento de dos estados en Eretz Israel, uno árabe y uno judío. Israel aceptó esta propuesta, mientras que los árabes la rechazaron. Sin embargo, aun así, a pesar de este rechazo árabe del Plan de Partición de la ONU, Israel continuó buscando mantener relaciones pacíficas con sus vecinos. Golda Meir, disfrazada de mujer musulmana, se coló en Jordania, en un vano intento de convencer al Rey de Jordania para que el país árabe permaneciera neutral en la guerra de 1948. David Ben-Gurión envió a Golda Meir a Haifa, con el fin de tratar de convencer a los árabes que viven dentro de la ciudad a permanecer en sus hogares para que así pudieran convertirse en ciudadanos israelíes, donde pudiesen hacer valer la plena igualdad democrática.

De hecho, incluso la Declaración de Independencia de Israel, declara: “En medio de una agresión flagrante, llamamos a los habitantes árabes del Estado de Israel para que vuelvan a los caminos de la paz y así poder desempeñar su papel en el desarrollo del Estado, con plena igualdad. Ofrecemos la paz y la unidad a todos los estados vecinos y a sus pueblos, y los invitamos a cooperar con la nación judía independiente para el bien común de todos“. Esta es la prueba definitiva que demuestra que la nación de Israel ha tratado, trata y tratará de mantener relaciones pacíficas con su vecinos árabes desde el principio…hasta nuestros días.

Sin embargo, a pesar de los constantes rechazos árabes a las continuas propuestas de paz israelíes, Israel nunca renunció a su sueño de vivir en paz. Después de la Guerra de los Seis Días, el entonces ministro de Defensa Moshe Dayan declaró que estaba “esperando una llamada” de los líderes árabes con el fin de negociar un acuerdo de paz después de la histórica victoria de Israel en el campo de batalla. Israel no quería volver a las indefendibles líneas de armisticio de 1949, sin embargo, el entonces ministro de Relaciones Exteriores, el histórico Abba Eban, proclamó que él sería “increíblemente generoso” en el intento de negociar un acuerdo de paz. Sin embargo, los árabes respondieron con la infame Declaración de Jartum, donde se declaró que los árabes dicen que no a la paz con Israel, no al reconocimiento del derecho de Israel a existir, y no a la apertura de las negociaciones con Israel.

Sin embargo, Israel no se dio por vencido en su deseo de tener paz con sus vecinos árabes. Con el tiempo, algunos países árabes habían firmado acuerdos de paz con Israel.En 1979, Israel y Egipto firmaron un histórico acuerdo de paz, Jordania le siguió en 1994. Sin embargo, hasta la fecha, no hay otros país árabe que haya firmado acuerdos de paz con el Estado de Israel. Sin embargo éste siguió haciendo gestiones por la paz, con la esperanza de que otros pueblos árabes siguieran el ejemplo de Jordania y Egipto mediante la firma de acuerdos de paz con Israel.

 

En 1993, el líder palestino Yasser Arafat y el primer ministro israelí Yitzhak Rabin firmaron los Acuerdos de Oslo. De esta manera, Israel pasaba por alto décadas donde Yasser Arafat había instigado campañas de terror contra el pueblo israelí. A pesar de la violenta historia de Arafat, Israel le dio a el beneficio de la duda porque anhelaba la paz. Sin embargo, al final, Arafat eligió permanecer comprometido con la destrucción de Israel, en lugar de construir un Estado palestino al lado de Israel en paz. Cuando el ex primer ministro israelí Ehud Barak ofreció a Arafat el 97 por ciento de Judea y Samaria, la Franja de Gaza y Jerusalem Este como capital, Arafat rechazó la oferta, y comenzó una campaña de terror contra la población civil israelí, dando lugar al comienzo de la Segunda Intifada.

Sin embargo, aun así, a pesar de esto, Israel siguió abrazando y anhelando la paz con sus vecinos árabes. Israel se retiró de Gaza en 2005 con la esperanza de lograr la paz, sin embargo, recibió una andanada de cohetes Qassam a cambio. En 2007, Israel participó en las conversaciones de paz en Annapolis, Maryland, y el ex primer ministro israelí, Ehud Olmert volvió a hacer la generosa oferta de paz en el año 2008, sin embargo, nada de esto dio lugar a la aceptación palestina.  Hasta la fecha, a pesar de todo esto, Israel sigue extendiendo una rama de olivo a sus vecinos árabes, con la esperanza de lograr la paz. Con la ayuda de Di0s, un día, podrá Israel finalmente logrará satisfactoriamente una paz viable con sus vecinos árabes.

Un gobernante pacifista. Precisamente en estas circunstancias tan complicadas para Israel, aparecerá muy pronto un siniestro personaje en la historia de Israel y la elite política mundial.  Al principio se mostrará como un carismático y fascinador lider político de origen hebreo, dotado de un discurso saturado con gran color de  humanista y pacifista, que ofrecerá crear prácticamente "UN PARAISO TERRENAL", sin terrorismo, ni armas nucleares, y que conducirá al planeta a un nuevo orden mundial, instaurado con gran éxito el programa de PAZ Y SEGURIDAD diseñando por las potencias mundiales para las naciones del Oriente Medio.

A mediados de los 7 años (después de tres  años y medio), el príncipe (el anticristo) quebrantará su pacto con Israel, se declarara Dios, se apoderará del Templo de Jerusalén, prohibirá la adoración del Señor (2 Tesalonicenses 2:4) y devastará palestina.  Reinará durante 3 Años y medio (Apocalipsis 11:1-2  Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él.  Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses.  Apocalipsis 13:4-6  y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.  Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.)