Una mujer de 18 años de Texas fue arrestada el martes después de que afirmara, en una serie de videos de Snapchat, que estaba “propagando voluntariamente” el coronavirus, dijo la policía de Carrollton.

Lorraine Maradiaga le dijo más tarde a la policía que había dado negativo por el virus, según un comunicado de prensa de la policía de Carrollton, ubicada a unos 20 kilómetros al norte de Dallas.

Más de 399.800 personas han dado positivo por el virus en Estados Unidos y al menos 12.900 han muerto, según el recuento de casos de la Universidad Johns Hopkins en el país.

La  joven de 18 años en Texas afirmó que tenía coronavirus y en una publicación en Snapchat amenazó con contagiarlo a otros, dijo la policía.

Maradiaga ahora es acusada de hacer una amenaza terrorista, un delito grave en tercer grado, y fue transferida a la cárcel del Condado de Denton, dijo la policía.

Se le impuso una fianza de US$ 20.000. No está claro si Maradiaga cuenta con un abogado.  “Como condición de su fianza, Maradiaga tiene la orden de ponerse en cuarentena durante 21 días a partir de la fecha de liberación de la custodia como medida de precaución”, dijo la policía en un comunicado de prensa.

1 / 16

Please reload

Temas Relacionados:

La Inmoralidad Sexual: Señal del Fin
La Biblia y el Aborto
Biblia vs Pedofilia
El Vaticano y la Pedofilia
La Biblia y el homosexualismo
El Vaticano y el Homosexualismo
El Satanismo
Símbolos Satánicos
El Misterio de la Iniquidad
El Anticristo
Mostrar más

Mateo 24 : 12  "y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará." 

Maldad, “hebreo” beliyaal que significa (maldad, destrucción, malvado); y en el “griego” adikema significa (cosa mal hecha) Hechos 18:14 se refiere al  agravio y la maldad. 

La palabra maldad se traduce en Mateo 7:23; Hechos 1:9; y tal es el sentido en 1 Juan 3:4, indica maldad, 

depravación, malignidad.

La maldad es un estado mental de desprecio hacia la justicia, rectitud, verdad, honor y virtud.  Son muchos los términos que se traducen como “maldad”, puesto que, al igual que en castellano, hay distintos terminos en hebreo. La maldad empieza con una disposicon de la mente; despues se exterioriza en actos, que moldean el caracter de quien se entrega a ella, marcando su destino.

Se puede llegar a un punto sin retorno, con una total perversión de los valores.  Contra ello se revela el profeta Isaías, clamando:  “Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”. (Isaias :20) 

El Señor Jesús reveló el origen de toda la maldad humana.  El problema es interno, “porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos... las maldades... la soberbia, la insensatez”. (Mateo 15:19; Isaias 7:21,22).

Un incremento increíble de inmoralidad, desvergüenza, rebeldía contra Dios y desaparición de las restricciones morales caracterizaran los últimos días.  Surtirá tal efecto que escaseara el genuino amor. 

Con la enseñanza falsa y la decandencia moral viene un mal particularmente destructivo; la perdida del verdadero amor por Dios y los demás. Esto sucede cuando debido al pecado pensamos egoístamente.  No es posible amar a otros si solamente nos preocupamos por nosotros mismos.

 

2 Timoteo 3:1-4 “En los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres… calumniadores irreconciliables, ingratos, sin autodominio, brutal, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios". 

         Los Postreros días incluyen la era cristiana en su totalidad.  Sin embargo, Pablo profetiza por medio del Espiritu Santo que se irán empeorando las cosas a medida que se acerca el fin.  Los postreros días se carecterizarán  por la maldad siempre en aumento en el mundo.  En los últimos días los creyentes deben estar preparados para enfrentar un agobiante torrente de impiedad.  El apóstol profetiza que Satanás ocasionará mucha destrucción a la familia.  Los hijos serán "desobedientes a los padres", y los hombre y las mujeres serán personas "sin afecto natural".  Eso puede como "sin afecto familiar" y se refiere a la falta de sentimiento de ternura y amor natural, como lo demuestran la madre que rechaza a sus hijos o mata a su bebé, el padre que abandona a su familia, y los hijos que se niegan a cuidar de sus padres ancianos.

 

Las personas amarán el dinero y el placer y procurarán satisfacer sus propios deseo egoistas.  La paternidad, con sus exigencias de amor y de ternura, dejará de considerarse tarea digna.  Habrá menos padres amorosos a causa de que habrá más padres egoistas y abusivos que abandonen a sus hijos. (Salmo 113:9 El hace habitar en familia a la estéril, Que se goza en ser madre de hijos. Aleluya.  Salmo 127:3-5 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud. Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado, Cuando hablare con los enemigos en la puerta.; Proverbios 17:6 Corona de los viejos son los nietos,Y la honra de los hijos, sus padres.; Tito 2:4-6 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.  Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes.)

 

Si los padres cristianos han de salvar a su familia en los tiempos dificiles de los postreros días, deben protegerla contra los valores corruptos de la sociedad en la cual viven, separarla de las tendencias del mundo y no permitir que los impios influyan en sus hijos. (Hechos 2:40 Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.  Romanos 12:1-2 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.  No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.) 

 

Los padres cristianos deben vivir conforme al plan de Dios para su familia y no como los impios. (Levitico 18:3-5 No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos.  Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios.  Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo Jehová.;  Efesios 4:17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente), Ellos y sus familias deben de veras llegar a ser extranjeros y peregrinos en la tierra. (Hebreos 11:13-16 Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra. Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver. Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se averg:uenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad.)