Méritos de la Arqueología

(1) Fondo Cultural.

La arqueología, juntamente con otros registros históricos, sirven para establecer el fondo cultural de la historia de la Biblia. La Biblia nos habla de cierto personaje, y la arqueología nos facilita el fondo cultural en que éste vivía. Nos dice que estas personas no eran el producto de la imaginación demasiado entusiasta, sino eran personas verdaderas. La descripción incompleta de las vidas de personajes en la Biblia siempre corresponde en general al período histórico en el cual la Biblia los coloca.

 

Las excavaciones corrientes que se hacen en la Ciudad de David (Sion) en Jerusalén han revelado mucho respecto a la vida en el tiempo de la caída de la ciudad a los babilonios. Las excavaciones en Laquis nos han dado un mejor entendimiento de la conquista de Israel por Asiria y la de Judá por Babilonia.

 

(2) La Resurrección de Gente Olvidada.

Gentes olvidadas han sido reanimadas por la pala arqueológica. Los heteos, aunque el Antiguo Testamento los menciona más de 40 veces (Josué 1:4, etc.), no fueron conocidos fuera de la Biblia al final del siglo [diecinueve]. Algunos críticos habían negado la existencia de tal gente. Para 1906 la capital heteo en Boghazkoy (cerca de Ankara, la capital moderna de Turquía) fue excavada por Hugo Winckler. Hoy, una persona puede ganarse un título en la civilización heteo en algunas universidades mayores.

 

Los nombres de varias personas mencionadas en las Escrituras han sido descubiertos en las inscripciones y los sellos del período en que vivieron. Acab, Jehú, Mesa, Joacim, y Sargón son algunos que la Biblia menciona que ahora son conocidos también en registros históricos fuera de la Biblia. ¡Y siguen los ejemplos! El nombre de Pilato fue encontrado en una lápida en Cesarea en 1961; el nombre de Balaam fue encontrado en Deir Alla en Jordán en 1967. En el año reciente de 1982 el nombre de “Gemarías hijo de Safán” escriba de Joacim fue encontrado en un sello de documento en la excavación de la Ciudad de David (Jeremias. 36:10).

 

(3) Cronología.

Los israelitas nunca establecieron una cronología consecutiva. ¿Quién no ha deseado tener más información al tratar de entender los libros de Reyes y Crónicas? Afortunadamente, las naciones alrededor de Israel (Egipto, Asiria, y Babilonia) sí emplearon un sistema de fecha consecutiva. A través del contacto que los israelitas tuvieron con estos pueblos, podemos establecer fechas de eventos y personas en el Antiguo Testamento. La Tableta de Crónicas Babilonias, leída por D. J. Wiseman del Museo Británico en 1955, nos facilita la fecha de la conquista de Jerusalén por Nabucodonosor y el cautiverio de Joaquín (2 Reyes 24:10-17). Según nuestro calendario la fecha sería 16 de marzo, 597 a.C. Otras tabletas, que ahora están en Berlín, tienen la lista de víveres diarios dados al rey Joaquín y sus siervos mientras estuvieron en Babilonia (2 Reyes 25:27-30).

 

(4) Identificar Sitios Bíblicos.

Varios sitios bíblicos han sido identificados como resultado de las inscripciones que han sido descubiertas. Gezer fue identificada cuando una inscripción con las palabras hebreas “el límite de Gezer” fue encontrada en el sitio (1 Reyes 9:15-17). En Turquía he visto las inscripciones que sirvieron para ubicar con mayor precisión la [ciudad] Derbe (Hechos 14:21).

 

(5) Ayuda para la Traducción de la Biblia.

Muchos documentos e inscripciones antiguos han sido descubiertos que nos dan mayor entendimiento de palabras hebreas y griegas usadas en el texto original de nuestra Biblia. Algunos manuscritos bíblicos también han sido descubiertos como resultado de obra arqueológica.

 

(6) Demuestra la exactitud de la Biblia.

La arqueología ha corregido en gran parte la impresión de que la fidelidad de la Biblia y su historia fuera dudosa. Muchas de las ilustraciones mencionadas anteriormente demuestran que se puede confiar en lo que la Biblia dice.

 

Conclusión:

Si el estudiante utiliza los mapas, diccionarios bíblicos, comentarios, y otras referencias corrientes que reflejan el conocimiento corriente en la arqueología, será recompensado en gran manera por su esfuerzo. Esta información le servirá mucho cuando habla con los que dudan la historicidad de la Biblia.