Un científico alemán viene realizando estudios desde el 2000 y afirma que el planeta aumentó su velocidad en su movimiento de rotación. Por eso el día que vivimos, es más corto de lo que creemos.

El estudio es conocido como "Resonancia Schumann", el cual trata sobre Metafísica Cuántica y Astrofísica Meta Cuántica, y explica por qué la tierra gira más rápido.

 

De esta manera, el Dr. Schumann, con base en la universidad UTN de Münich, realizó el descubrimiento por el cual afirma que el día sólo tiene 16 horas, en vez de 24.

 

Según afirma, durante siglos la tierra giró sobre su propio eje a 7.8 hz. pero a partir de 1980, ese número cambió. Aunque lo hizo muy rápidamente en tan sólo seis años, hasta llegar a 12 hz.

 

Básicamente, el Dr. Schumann afirma que el día que vivimos como de 24 horas, en realidad, tiene 16 horas y por eso los tiempos de hoy se ven tan acelerados.

 

En el informe, también se hace alusión a las catástrofes climáticas como una posible consecuencia de la alteración de los campos magnéticos de la tierra, que también se ha visto modificada desde el 2000.

1 / 2

Please reload

La Biblia es una fuente de profundos conocimientos y nos da respuestas que la ciencia desconoce o no quiere reconocer como vedades eternas. Nadie puede negar que en este libro hay información clara, precisa, verosímil y que dicha información ha podido ser confirmada.

Cuando los historiadores negaban categórícamente la existencia de Moísés, la destrucción de
Sodoma y Gomorra, la Torre de Babel, la existencia de los reyes de Babilonia, el acto de Josué de detener el sol; las piedras hablaron y confirmaron estos relatos bíblicos. El arca de Noé apareció en el monte Ararat, las bolas de azufre están sobre las ruinas de Sodoma y Gomorra, las ruinas de la Torre de Babel fueron descubiertas por los arqueólogos.

Pero la Biblia es mucho más profunda, ella nos muestra la historia de la humanidad claramente, no es el laberinto de tinieblas de que nos hablan los historiadores y los hombres de ciencia.  La Biblia es clara. Sigue un hilo a través de estos seis mil años. 


Todos los caminos nos llevan a una gran verdad. Este universo, esta tierra no es obra de la casualidad. Esta creación refleja inteligencia, armonía, la aplicación de cientos de leyes de la física, la química y la biología. Ciencia y Biblia, cosa interesante que debemos estudiar. No es acomodar la verdad bíblica para que armonice falsamente con la ciencia, sino que la ciencia armonice con la verdad de la Palabra de Dios.

La ciencia descubren lo que hace tiempo era evidente:

Temas Relacionados:

La Biblia y la Ciencia
Mostrar más