March 29, 2020

Al caminar por las calles y sitios vacíos de la Ciudad de Jerusalén, los judíos recuerdan que los cimientos de la vida tal como la conocemos pueden ser sacudidos en un instante. Mirando el Muro Occidental del Templo y las Puertas a Jerusalén, los judíos no puedo evitar de preguntarse si esto está en preparación para una Nueva Jerusalén.

 

En el silencio los judios oyen latir el corazón de Jerusalén, con la expectativa de los comienzos de los dolores de parto mesiánicos. (Mt. 24: 8).

 

De repente vendrá Todo esto es un claro recordatorio de cómo un factor invisible y fuera de control puede cambiar todo, incluso la historia de Jerusalén.

Los judíos están bien atentos a lo que dice las escrituras y se están dando cuenta que Muchas escrituras bíblicas, nos advierten que debemos estar alertas y vigilantes porque cuando el Señor se mueve no espera a nadie. "Entonces el Señor a quien buscas vendrá de repente a su templo ..." (Mal. 3: 1) "Babilonia caerá repentinamente y se romperá". (Jer. 51: 8) “En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, a la última trompeta. Porque la trompeta sonará ... y seremos cambiados ". (1 Co. 15:52)

¿Estamos preparados para lo que vendrá? Hemos derramado mucha sangre, sudor y lágrimas para devolver a Jerusalén a la vida, de regreso a Israel. Seguramente todo esto pasará porque está escrito: "Por amor de Sión no callaré, por amor de Jerusalén no me quedaré callado, hasta que su vindicación brille como el amanecer, su salvación como una antorcha encendida". (Isaías 62: 1)

1 / 6

Please reload

Temas Relacionados:

Israel Reloj Profético de Dios
Jerusalem un puente entre 2 mundos
¿Jerusalem cuidad santa del Islam?
Jerusalem Rodeada de Ejercitos
El Regreso de los Judios a israel
Imigración de los Judios
El Tercer Templo
Israel y las Naciones
Mostrar más

Actualmente  el Mundo ve a Israel como una nación más y lo que esta pasando en Israel como una simple noticia.  Pero la realidad es que Israel sigue siendo el pueblo escogido de Dios y que Dios lo escogió con el propósito de que todas las naciones del mundo conocieran a Dios atraves de Israel. Dios escogió a Israel originalmente porque ella era la más pequeña de todas las naciones, así que cuando ella llegó a ser la más grande, Dios recibió la gloria. Deuteronomio 7:7-9 )

Dios eligió a la nación de Israel para ser el pueblo a través del cual Jesucristo nacería el Salvador del mundo (Juan 3:16). Dios primeramente prometió el Mesías después de que Adán y Eva cayeron en pecado (Génesis capítulo 3).  Más tarde Dios confirmó que el Mesías vendría del linaje de Abraham, Isaac y Jacob (Génesis 12:1-3). Jesucristo es la razón fundamental por la que Dios eligió a Israel para ser Su pueblo elegido. Dios no tenía por qué tener un “pueblo elegido”, pero Él decidió hacerlo de esa manera.  Jesús habría de venir de alguna nación o pueblo, y Dios eligió a Israel.  Sin embargo, la razón por la que Dios eligió a la nación de Israel no fue solamente por el propósito de producir al Mesías. El deseo de Dios para Israel era que ellos irían y enseñarían a otros acerca de Él. Israel fue destinado para ser nación de sacerdotes, profetas y misioneros para el mundo. La intención de Dios fue que Israel fuera un pueblo diferente, una nación de gente que señalara a otros el camino hacia Dios y Su prometida provisión de un Redentor, Mesías y Salvador. En su mayor parte, Israel falló en esta tarea. Sin embargo, el fin principal para Israel, que era el de traer mediante su linaje al Mesías y Salvador, fue plenamente cumplido en la persona de Jesucristo.

 

Al explicar a los cristianos en Roma (una mezcla de creyentes judíos y gentiles) cómo los gentiles entre ellos se han beneficiado del rechazo general de los judíos que puso a Jesús en la cruz porque significaba que la salvación se extendió a los no judíos, dice: " Si su transgresión significa riquezas para el mundo ... ¡cuántas mayores riquezas traerá su plenitud! ” (Rom 11.11)

 

Luego agrega: "Si su rechazo es la reconciliación del mundo, ¿cuál será su aceptación sino la vida de los muertos?" (v15)

 

Pablo está elaborando sobre lo que los profetas habían predicho acerca de una restauración, tanto física como espiritual, del pueblo antiguo de Dios.

 

Ezequiel ilustró este fenómeno más gráficamente con su visión de que el Valle de los Huesos Secos vuelve a la vida (Ezequiel 37), especialmente relevante en estos tiempo cuando Israel celebra 75 de aniversario (15 de abril, 20) de la liberación por las fuerzas británicas de Bergen-Belsen campo de concentración.

 

Sorprendentemente, unos 2.500 años antes de que sucediera, Ezequiel profetizó que la "casa entera de Israel" sería devuelta a la Tierra Prometida (v12), después de lo cual el Señor se revelaría a ellos a través de su Espíritu que vivía en ellos (versículos 13 y 14) Ver también Ezequiel 36.24-26.

 

Hoy la peste abundan junto con tormentas cataclísmicas y una sacudida sin precedentes de las naciones, incluidos los planes informados para un sistema de identificación biométrica global con preocupantes similitudes con la Marca apocalíptica de la Bestia (ver Rev 13.16).

 

Pero debemos centrarnos en el mayor signo del pronto regreso de Jesús: la restauración judía tan poderosamente prevista por Ezequiel y otros.

 

El Israel moderno ahora tiene más de 70 años, y los judíos de la diáspora todavía están llegando en masa. Más significativamente aún, los judíos están descubriendo a Jesús en cantidades cada vez mayores.

Al Israel apartarse de Dios, y irse a adorar otros dioses ajenos, dejo de cumplir parte del propósito por el cual Dios la había elegido.  Pero esto le trajo consecuencias graves a Israel. 

Deuteronomio 28:62-67, Y quedaréis pocos en número, en lugar de haber sido como las estrellas del cielo en multitud, por cuanto no obedecisteis a la voz de Jehová tu Dios. Así como Jehová se gozaba en haceros bien y en multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinaros y en destruiros; y seréis arrancados de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella. Y Jehová te esparcirá por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo; y allí servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y a la piedra. Y ni aun entre estas naciones descansarás, ni la planta de tu pie tendrá reposo; pues allí te dará Jehová corazón temeroso, y desfallecimiento de ojos, y tristeza de alma; y tendrás tu vida como algo que pende delante de ti, y estarás temeroso de noche y de día, y no tendrás seguridad de tu vida. Por la mañana dirás: ¡Quién diera que fuese la tarde! y a la tarde dirás: ¡Quién diera que fuese la mañana! por el miedo de tu corazón con que estarás amedrentado, y por lo que verán tus ojos.

Deuteronomio 30:1-3, Sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y te arrepintieres en medio de todas las naciones adonde te hubiere arrojado Jehová tu Dios, y te convirtieres a Jehová tu Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, entonces Jehová hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido Jehová tu Dios. 

  • El pueblo judío no se fue de Israel por decisión propia, todo lo contrario, en el comienzo del exilio fueron expulsados por la fuerza por los romanos que dejaron la tierra de Israel devastada, y no les permitieron volver

  • Los judíos no se fueron de la Tierra de Israel por completo, siempre hubieron pequeños grupos asentados en la tierra especialmente en las ciudades de Jerusalén, Safed, Hebron.

  • En 2.000 años los judíos no tuvieron la oportunidad de organizarse en forma tal para volver a la tierra de Israel en masa ya que la mayoría vivía en situaciones de extrema pobreza y persecución.

  • Los judíos siempre siguieron reclamando la tierra de Israel pero nunca fueron escuchados tanto durante el imperio romano, bizantino y otomano los judíos pidieron la autonomía de esas tierras pero les fue denegada.

  • Tres veces por día los judíos oran “haznos retornar a Sion” y en cada festividad piden a Dios que los haga retornar a Jerusalem (En Pesaj al final del Seder, en Iom Kipur en el ultimo toque de Shofar), incluso en un casamiento el novio rompe una copa para recordar que a pesar que están alegres, no se olvidan de la destrucción de Jerusalem. En estos días justamente están de duelo por la destrucción del Templo y el comienzo del exilio, y eso se viene recordando año tras año desde que fueron expulsados.

  • Dudo que haya en el mundo un pueblo que este tan conectado a su tierra a pesar de tanto tiempo de estar separados de ella.