El alucinante Templo del Universo en Rusia, donde 'conviven' en paz 16 religiones

La cruz cristiana, la estrella de David y la media luna musulmana bajo el mismo techo. Así es el Templo del Universo, ubicado en la ciudad rusa de Kazán, un lugar que reúne las 16 religiones mundiales bajo el mismo techo, demostrando la posible coexistencia pacífica de varias confesiones.

La ciudad de Kazan se fundó alrededor del año 1 000 y es una de las metrópolis más antiguas de Europa del Este, después de Praga y Kiev. Kazan es la capital del Tartaristán, una provincia rusa con una historia rica y antigua, y es la tercera ciudad más importante en términos de turismo en Rusia, después de Moscú y San Petersburgo.

 

La atracción principal de la ciudad es el Kremlin, que se construyó durante el periodo musulmán de la Horda de Oro y del Kanato de Kazan. El Kremlin de Kazan fue conquistado por Iván el Terrible en el año 1552 y se erigió así como centro cristiano de los países del Volga. Es la única fortaleza tártara que permanece en Rusia y hoy es un importante lugar de peregrinación.

 

Sin embargo desde hace veinte años, otro edificio tan extraordinario atrae la mirada de sus habitantes y de los turistas de paso a orillas del Volga. A primera vista, se ve una iglesia ortodoxa un tanto original, quizá fantasiosa, de inspiraciones orientales con múltiples torres. 

 

Sin embargo en la cima de estas torres, al lado de las tradicionales cruces, se distinguen estrellas de David, medias lunas musulmanas y cúpulas chinas. Lejos de ser una simple iglesia, este “templo universal” se introduce como un lugar donde se comparten y se encuentran todas las religiones.

 

Este enorme complejo arquitectónico, el “templo universal” no puede ser definido como una simple unión de mezquitas, sinagogas, iglesias y otros templos budistas. 

 

La razón es más evidente de lo que parece: para Ildar Khanov, el iniciador del proyecto, la idea nunca fue “armonizar todas las religiones, que tienen su historia y una necesidad cultural propia”. El objetivo principal era “acercarlas y sobre todo ofrecerles un lugar de encuentro y de comunicación. No es un lugar de culto sino de cultura”, confesaba Ildar Khanov al Figaro en 2012.

 

La construcción del Templo de todas las religiones, o Templo del Universo, se inició en 1994 en la ciudad rusa de Kazán, por iniciativa del artista, arquitecto, escultor y activista Ildar Khanov. En el conjunto religioso coexisten una iglesia ortodoxa y una católica, una mezquita musulmana, una sinagoga judía y un templo budista, entre otros edificios de culto de 16 religiones mundiales, incluso de civilizaciones perdidas.

 

El complejo arquitectónico sirve más bien como un centro cultural que representa un símbolo de coexistencia pacífica de varias culturas y religiones. "El Templo del Universo no pretende ser un lugar donde recen codo a codo personas de varias confesiones. La humanidad todavía no ha llegado al monoteísmo. Nuestro templo es un símbolo de todas las religiones", supo confesar Khanov. "Yo soy musulmán pero no separo las religiones. Para mí, sólo existe un Dios", añadió

.

El templo fue construido por el propio Khanov con la ayuda de sus seguidores y de donantes. Las obras no se detuvieron ni un día durante su vida. El artista falleció a la edad de 72 años sin poder acabar su grandiosa idea. La misma, sin embargo, sigue llevándose a cabo a través de su familia y amigos.

 

En 1943, cuando tenía tres años, el Cristo se le apareció a Ildar Khanov durante una experiencia cercana de la muerte. Según él, con esta ocasión adquirió dones de adivino y de curación que, asociados con el aprendizaje de la acupuntura y de la medicina china, le permiten curar todos los males. Durante varios años, Ildar Khanov dijo que habia recibido a más de 300 pacientes cada día en el recinto del complejo donde se halla el templo.

 

En efecto el templo solo representa una pequeña parte del proyecto monumental del artista, que al final hubiera querido “crear un centro ecuménico de historia y espiritualidad, una escuela de arte para los niños, un orfanato, un centro de desintoxicación, un museo de arte pictórico”, un lugar en el que los cuerpos y espíritus podrían ser curados.

 

El complejo se ha convertido en uno de los lugares más visitados de la ciudad de Kazán, que también es un ejemplo de coexistencia de varias religiones. De 1,2 millones de habitantes que posee la urbe, un 48% profesa el cristianismo ortodoxo, mientras que un 47,6% el islam.

 

El templo alberga un gran número de exposiciones, que cuentan con diversas esculturas, cuadros y otros objetos que representan las 16 confesiones mundiales, así como una sala de conciertos y un centro cultural.

 

Por otra parte el Papa Francisco publicó un video en Enero 2016, llamando a todas las religiones a la unión.  ¿Sera todo esto casualidad? No es casualidad ya la Biblia nos ha advertido sobre estos futuros acontecimientos todo lo que estamos viendo hoy en dia a la luz del dia, de como se quieren unir a todas las religiones del mundo es preparando el camino al Anticristo para cuando el exiga la adoración mundial .  (Apocalipsis 13:4 Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada. Y la tierra entera se maravilló y seguía tras la bestia; y adoraron al dragón, porque había dado autoridad a la bestia; y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia, y quién puede luchar contra ella? Se le dio una boca que hablaba palabras arrogantes y blasfemias, y se le dio autoridad para actuar durante cuarenta y dos meses.…)

 

La Bestia en este versiculo se refiera a el Anticristo y el dragón se refiere a satanás.  Durante la tribulación, la gente tendrá que escoger entre seguir el camino fácil y popular de la nueva religión ecuménica o creer en Cristo y permancer fiel. Los que permanecen fieles a Dios y a su Palabra serán perseguidos y asesinados.  Por 42 meses el anticristo hará guerra contra los santos .

El Vaticano ha lanzado oficialmente en su canal de YouTube un video que forma parte de la “Red Mundial de Oración del Papa – Apostolado de la Oración”. El material tiene un minuto y medio, fue grabado por el Centro Televisivo Vaticano y subtitulado para 12 idiomas diferentes. 

 

El polémico video cubre lo que el Vaticano llama “diálogo inter-religioso”, aunque muchos analistas ven esto sólo como un gran paso hacia una única religión en el mundo.