La construcción de la primera sinagoga oficial de los Emiratos Árabes Unidos comenzará el próximo año y se completará en 2022.   La sinagoga formará parte del complejo de fe "Abrahamic Family House" en Abu Dhabi, que también contará con una mezquita e iglesia cuya construcción completa se completará en 2022, informó  el periódico nacional Abu Abubi.

luego de una visita del Papa Francisco a los Emiratos Árabes Unidos, la primera de un pontífice a la Península Arábiga. Los EAU musulmanes se promueven a sí mismos como un centro de tolerancia y dicen que apoyan la libertad religiosa y la diversidad cultural. Sin embargo, el gobierno no permite la disidencia contra su liderazgo y es criticado por grupos de derechos humanos por encarcelar a activistas.

 

Aunque la sinagoga será la primera en los Emiratos Árabes Unidos, una pequeña comunidad judía de expatriados actualmente usa una casa en Dubai para el culto privado. Otros lugares de culto oficiales no musulmanes en el país incluyen iglesias cristianas, un templo hindú y un Sikh Gurdwara. La mayoría de los que viven en los EAU son trabajadores extranjeros, el grupo más grande de los cuales son indios.

1 / 10

Please reload

Temas Relacionados:

El Vaticano y e Nuevo Orden Mundial
El Vaticano
¿Que es el Ecumenismo?
Razones: No al Ecumenismo
La Apostasía
El Falso Profeta
Falsos profetas de la Prosperidad
Falsos profetas
El Anticristo
La Gran Tribulación
Mostrar más

En Apocalipsis 18:4 hay un mensajero que llama a salir de Babilonia, la confusión religiosa de nuestro tiempo. Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas.

Apocalipsis 17:1 Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra LA GRAN RAMERA, la que está sentada sobre muchas aguas.

(Isaias 1:21; Jeremias 3:9; Ezequiel 16:14-18,32; Santiago 4:4).

LA GRAN RAMERA.  Esta representa la Babilonia religiosa y abarca todas las religiones falsas, incluso el cristianismo apóstata.  En la Biblia la prostitución y el adulterio, cuando se emplea de manera figurada por lo general donotan la apostasía religiosa y la infidelidad de Dios, y deonotan una persona que profesa a servir  a Dios mientras que en realidad adora y sirve a otros dioses.

En cada edad siempre han existido personas que profesan el nombre de Cristo aunque quieren seguir las doctrinas y prácticas en conformidad con sus propios deseos sin tener en cuenta para nada la Palabra de Dios. Otros no exhiben el testimonio de un creyente fiel separado de la mundanalidad. Estas personas están preocupadas por predicar un evangelio social de respeto, en lugar de declarar lo que dice la Biblia. 

A mediados del siglo XX los liberales y modernistas, al ver la falta de interés y la poca asistencia de feligreses a sus cultos, comenzaron a unirse con evangélicos más tolerantes. Fue así como introdujeron en sus iglesias actividades diferentes con el pretexto de mostrar preocupación por el evangelismo del mundo y para unirse y participar con ellos. 

Entre los protestantes el movimiento ecuménico se inició a fines del siglo pasado y el término ha sido utilizado por organizaciones internacionales de las diferentes denominaciones, agencias interdenominacionales y paraeclesiásticas. El Concilio Nacional de Iglesias de Cristo en Estados Unidos y el Concilio Mundial de Iglesias, con sede en Ginebra, Suiza, son tal vez las más conocidas. 

El ecumenismo, como tendencia dentro del cristianismo, tiene como su objetivo unificar a las iglesias o al menos acercarlas. Algunos tienen como meta la unión estructural de todas las iglesias, mientras que otros se proponen simplemente trabajar unidos en algunos proyectos.

A veces es difícil identificarlos porque gustan de asociarse con los cristianos fundamentalistas. De tal manera que muchos hoy en día, en favor de sus propios intereses, cuando están con los fundamentalistas se identifican como fundamentalistas sin serlo, y luego hacen lo mismo cuando están con los ecuménicos. 

En otras palabras son personas que gustan de la simulación. Y esto es lo que dice la Biblia sobre un caso similar, "Porque cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos" (Gálatas 2:11-13).

A continuación vamos a considerar algunas de las características del ecumenismo evangélico y también cuales son los rasgos que identifican a esas personas reconocidas como tales. El amor es lo primero.

  • Usando como base el compañerismo y la confraternidad, consideran el amor superior a la sana doctrina. Las principales grupos que están promoviendo este concepto son el movimiento pentecostal y el carismático y varios grupos interdenominacionales. Declaran que la doctrina divide, pero que el servicio une. Predican un evangelio social, mientras promueven las buenas obras para la salvación. "Tiene que tener buenas obras para saber si en realidad es salvo" - es uno de sus principales lemas.

No es posible tener un amor verdadero sin practicar la sana doctrina.

  • "En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos" (1 Juan 5:2,3).

  • “Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras” (2 Juan. 8-11).

  • “Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén” (2 Pedro 3:18,19).

  • “No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas” (Hechos 13:9).

La mayoría de los ecuménicos evangélicos presentan un "evangelio diferente", emocional y sensacional. Realmente han apostatado de la fe en Cristo, lo cual quiere decir que han cambiado y pervertido el plan de Dios para la salvación del hombre. Este plan nos enseña que primero debemos reconocer nuestra condición de pecador perdido, que debemos arrepentirnos, pedir el perdón de Dios y depositar nuestra confianza absoluta en el Señor Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. Como resultado de la salvación, debemos mantener la sana doctrina sin dejar de congregarnos con fidelidad, sinceridad y obediencia a Dios, apartándonos del pecado y de toda práctica mundana. Dios nos ofrece en su palabra, reglamentos muy estrictos en cuanto a la confraternidad y compañerismo con falsos “hermanos”.

  • “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente... Por lo cual salid en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré” (2 Co. 6:14-17).

  • “Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras” (2 Juan 10,11).

  • “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3)

  • “Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal. Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” (Filipenses. 3:17-20).

  • “No que haya otro (evangelio), sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo” (Gálatas 1:7).