March 10, 2019

 El Sanedrín, constituido por jueces judíos, pidió a Donald Trump que el acuerdo de paz no provoque la división de la tierra de Israel.

El Sanedrín israelí publicó una carta abierta al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, antes del anuncio de su plan de paz para el Medio Oriente. El acuerdo debe ser divulgado tras las elecciones israelíes el 9 de abril.

Jared Kushner, asesor y yerno de Trump, está actualmente de gira por la región para obtener apoyo como plan de espera. Aunque los detalles del acuerdo aún no se han revelado, se cree que el plan incluya el establecimiento de un estado palestino en el adjunto a Judea y Samaria, así como una capital palestina en Jerusalén.

En la carta, los rabinos del Sanedrín expresaron su aprecio por lo que el gobierno Trump hizo por el Estado de Israel, en particular, por la transferencia de la embajada de EEUU a Jerusalén. Al mismo tiempo, demostraron su preocupación por el “acuerdo del siglo”.

El Sanedrín se presenta en la Biblia como una asamblea de jueces judíos que constituía la corte y el legislativo supremo del antiguo Israel. Después de haber sido disuelto en 358 d.C., rabinos israelíes entraron restaurando y creando un nuevo Sanedrín.

 

“Reconocemos que no todos están equivocados y estamos convencidos de que usted tiene buenas intenciones para hacer el acuerdo de paz. Sin embargo, la paz sólo puede alcanzarse si no es contraria a la voluntad del Creador. Esto significa que la paz sólo puede ser implementada por cualquiera que decida asegurar que todas las tierras mencionadas en la Biblia sean concedidas como herencia eterna al pueblo de Israel, la semilla de Abraham, Isaac y Jacob”, afirma el texto.

 

Los rabinos Yoel Shwartz, Yishai Babad, Yonatan Ben Eliezer, Arel Segal Halevy, Boaz Melet, Dov Stein y Hillel Weiss, que firmaron la carta, pidiéndole que el gobierno de Trump no presente “ningún plan que viole los derechos divinos del pueblo de Israel a toda su tierra.

 

“El Creador del Mundo no concedió ningún derecho de colonización en las fronteras de Tierra Santa a otras naciones, incluso a los enemigos del pueblo de Israel. Si se actúa de acuerdo con estos principios, se le garantiza bendición de [Corte Rabínica] y el cielo. Así, sus mandatos serán repletos de éxito, tanto para usted y para los Estados Unidos”, añadieron.

 

El rabino Weiss observó que Trump entró en la Casa Blanca como resultado del permiso divino, a pesar de los esfuerzos de los medios y de los políticos de izquierda para derribarlo.

 

“Yo no soy un profeta, pero Trump está claramente siendo bendecido con éxito”, dijo el rabino Weiss. “Esa bendición es el resultado de su apego a Jerusalén. Si él quiere completar su mandato, él debe continuar con eso”.

1 / 10

Please reload

Temas Relacionados:
Trump en la Profecía
El Tercer Templo
La Onu y la Profecía Biblica
El Monte del Templo
Estados Unidos y Israel
Expectativas del Mesías
El Anticristo
El Pacto de Paz
Jerusalén un puente entre mundos
Jerusalén y el Islam
Mostrar más

El Sanedrín de Israel es el Tribunal Supremo Judío. Precisamente cuatro días antes de Rosh Hashaná, 09 Septiembre 2015, el Sanedrín convocó al presidente de EE.UU. Barack Obama y para el 20 Septiembre al Papa Francisco I a presentarse ante el tribunal en el Monte Sión en Jerusalén. Los rabinos llamaron a los dos líderes a juicio por sus acciones rebeldes contra Dios, y cuyas acciones conducen a "peligro mortal" contra el Pueblo Judío y la Nación de Israel

La declaración del Papa Francisco a principios de el año 2015, pidiendo la creación del Estado de Palestina no le cayó bien a la comunidad judía. Sin embargo, el 26 de junio, 2015 cuando el Vaticano estableció relaciones diplomáticas con la nación palestina, pasando sobre las resoluciones de la ONU, esto realmente enfureció a los judíos conservadores.

En Israel, el Papa asistió a la misa dominical en la Iglesia de la Natividad. En su sermón, acusó a los israelíes de ser la versión actual de los asesinos de Cristo, haciendo referencia a los palestinos como caminar "en las huellas del Divino Niño", y comparando los israelíes al rey Herodes. Sorprendentemente, el Papa Francisco se hizo eco de sus declaraciones en un discurso más tarde.

Declaraciones que provocarón al Sanedrin a declarar que si el Papa Francisco no se retractaba de sus declaraciones que hizo sobre los judíos no tendrá derecho a entrar a la tierra de Israel o Jerusalén, y seriá juzgado el 20 de septiembre de 2015.

El Nuevo Sanedrín de Israel tuvo su reunión para entablar el "Juicio Espiritual" contra el Sr. Presidente de EE.UU., Barack Obama, y contra el Papa Francisco I, presentes o no emitirían su "decreto espiritual", siempre y cuando existiese un representante de los acusados. De hecho, la misma entidad rabínica se encargó de hacerles llegar una carta oficial por lo delitos por los que se les acusa y las fechas correspondientes para presentarse ante el tribunal rabínico.

Durante el juicio los rabinos del Sanedrín habían planteado la oportunidad para tener un juicio legítimo que los acusados contaran con un abogado que les representara justamente en pro de su defensa. De hecho, el Rabino Yehoshua Hollander, que era hasta hace poco el ministro de Relaciones Exteriores del Sanedrín, asesoró a la defensa y sacó argumentos convincentes que eran difíciles de refutar.

 

Aunque los rabinos presentaron punto por punto los temas delante del tribunal contra los acusados, centrados en la pésima diplomacia mal etiquetada en el proceso de paz, el equivocado acuerdo nuclear con Irán y la persecución islámica contra Israel y los cristianos en los países árabes. También presentaron los fuertes cargos contra el Papa, quien recientemente reconoció un "Estado de Palestina" con un tratado oficial. Según el Sanedrín, el Papa, quien afirma aceptar la Biblia y que dice claramente que la tierra de Israel fue dada a los Judíos, ha puesto al mundo en grave peligro con su rebeldía. El abogado y rabino Hollander afirmó que lo declarado por el Sanedrín era exacto e irrefutable, pero explicó que dadas las condiciones cada uno de los acusados ​​eran inocentes, ofreciendo tres factores que llevarían el Sanedrín para retener el juicio:

 

  • La defensa por las circunstancias, justifica las acciones del Papa y Obama a la luz de las circunstancias.

  • La defensa de deflexión, atribuyó parte de la culpa a los demás.

  • La defensa por falta de intención, que afirmó no hubo intención criminal detrás de las acciones de los dos líderes. Por ley judía, carente de intención criminal exonera al acusado de los cargos criminales pero que, sin embargo, dejar al acusado responsable de todos los daños causados ​​por su comportamiento. 

Concilio judío supremo del siglo I.  Contaba con 71 miembros y era presidido por el sumo sacerdote.  Entre sus miembros incluía a los dos partidos judíos más importantes.  Dado que el sumo sacerdote lo presidía, el partido sacerdotal saduceo parece haber sobresalido, pero entre sus miembros también habia algunos fariseos destacados (Hechoss 5:34-42; Hechos 23:1-9)

La palabra "Sanedrín" generalmente se traduce "concilio".  Dada la supremacía de los jefes sacerdotales en el Sanedrín, ocasionalmente la frase "principales sacerdotes" parece referirse a la acción del Sandrín, si bien el nombre no se utiliza.

Según la tradición judía, el Sanedrín comenzó con los 70 ancianos que designó Moisés en Números 11:16 y que Esdras reorganizó después del exilio.  Sin embargo, el Antiguo Testamento no ofrece evidencia de un concilio que funcionara como el Sanedrín de épocas posteriores.  De modo que el Sanedrín tuvo su origen durante los siglos intertestamentarios. (El Período intertestamentario fue la era que fue testigo del intento coordinado de procurar que el pueblo judío renunciara a su fe en Dios.  En este conflicto, la persecución tuvo lugar de ambas partes 1 y 2 Macabeos)

Durante el primer siglo, el Sanedrín ejercía autoridad bajo vigilancia de los romanos.  Generalmente, el emperador romano le concedía autonomía y autoridad considerable.  No obstante, el jucio de Jesús nuestra que el Sanedrín no tenía autoridad para condenar a muerte (Juan 18:31).  Más tarde, Esteban fue apedreado hasta morir después de una audiencia ante el Sanedrín, pero esto quizás fue una acción de la multitud más que una ejecución legal autorizada por el concilio (Hechos 6:12-15; Hechos 7:54-60)

Los Evangelios describen el papel del Sanderín en el arresto, los juicios y la condena de Jesús.  Bajo el liderazgo del sumo sacerdote Caifás, conspiró para matar a Jesús (Juan 11:47-53).  Los principales sacerdotes conspiraron con Judas para traicionar a Jesús (Mateo 26:14-16).  Después de arrestar a este, lo llevaron ante el concilio (Lucas 22:66).  Recurrieron a testigos falsos para condenarlo (Mateo 26:59-60; Marcos 15:1-15).

El libro de los Hechos describe cómo el Sanedrín acosó y amenazó a los apóstoles.  La curación del hombre en el templo y el sermón  de Pedro captaron la atención de los principales sacerdotes. Pedro y Juan fueron citados ante el concilio y se les advirtió que no predicaran más en el nombre de Jesús (Hechos 4:5-21).  Cuando los apóstoles continuaron predicando, el concilio ordenó arrestarlos (Hechos 5:21-27).  El sabio consejo de Gamaliel hizo que el concilio liberara a los apóstoles tras una golpiza y una advertencia (Hechos 5:34-42).  Esteban tuvo que comparecer ante el Sanedrín acusado de actos similares a los presentados contra Jesús (Hechos 6:12-15).

Luego del arresto de Pablo en Jerusalén, el comandante romano le pidió al concilio que lo interrogara para decidir cuál era su delito (Hechos 22:30; Hechos 23:28).  Pablo Pablo se identificó como fariseo enjuiciado por su esperanza en la resurreción. Esto provocó en el concilio un debate sobre el divisorio tema de la resurección (Hechos 23:1-9).  Los principales sacerdotes y los ancianos fueron parte de un complot para asesinar a Pablo cuando fuera trasladado a otra audiencia ante el concilio (Hechos 23:13-15,20)

Después de la destrucción del Segundo Templo en el año 70 d.C, el Sanedrín se restableció en Yavneh con autoridad reducida, aunque tanto el gobierno imperial romano como la legislación todavía continúan reconociéndolo como la máxima autoridad en materia religiosa.

En 80 d.C se trasladó a Usha, bajo la presidencia de Gamaliel II. En 116 d.C pasó de nuevo a Yavneh, y otra vez de vuelta a Usha. Se mudó en 140 a Shefaram bajo la presidencia de Shimon ben Gamaliel II, y nuevamente se traslada en 163 d.C a Beth Shearim y Séforis, bajo la presidencia de Judá I. Por último, se trasladó a Tiberíades, en 193 d.C, bajo la presidencia de Gamaliel III (193-220 d.C), hijo de Judá Hanasí, donde se convirtió más bien en un consistorio, pero todavía conserva, bajo la presidencia de Judá II (220 a 270 d.C), el poder de la excomunión.

Durante la presidencia de Gamaliel IV (desde 270 hasta 290 d.C), debido a la persecución de una cada vez más cristianizada Roma, abandonó el nombre del Sanedrín, reemplazándolo por el de Beth Hamidrash.  Como reacción a la postura pro-judía del emperador JulianoTeodosio I prohibió las sesiones del Sanedrín y declaró ilegal la ordenación. El derecho romano indicaba la pena de muerte a todo rabino que recibiera la ordenación y la destrucción completa de la ciudad donde tuviere lugar la misma.

Dado que el calendario hebreo se basa en el testimonio de los testigos, algo que se había tornado demasiado peligroso por la postura romana, Hillel II recomienda cambiar a un calendario basado en cálculos matemáticos. Este calendario se adoptó en el año 358 en una sesión clandestina del Sanedrín, la que probablemente fuera la última sesión y definitivamente fue su última decisión de importancia.

Gamaliel VI (400-425 d.C) fue el último presidente del Sanedrín. Con su muerte en 425 d.C, ejecutado por Teodosio II por haber construido nuevas sinagogas en contra del decreto imperial, el título de Nasi, último vestigio del antiguo Sanedrín, se convirtió en ilegal. Un decreto imperial del año 426 d.C derivó el impuesto de los patriarcas (post excessum patriarchorum) en el tesoro imperial.

El Sanedrín se atribuía funciones que los tribunales menores judíos no poseían. Como tales, eran los únicos que podrían juzgar al rey, ampliar los límites del Templo y de Jerusalén, y eran aquellos que resolvían toda pregunta relacionada con la interpretación de la ley.

Antes de 191 a. C., el Sumo Sacerdote actuaba ex oficio como jefe del Sanedrín, pero en el 191 a. C., cuando el Sanedrín perdió la confianza en el Sumo Sacerdote, se creó el cargo de Nasí (Presidente).  Después de la época de Hillel el Viejo (finales del siglo I a. C. y principios del siglo I d. C.), el Nasi era casi siempre un descendiente de Hillel. El segundo miembro de más alto rango del Sanedrín se llamaba Av Beit Din, o "Jefe de la Corte" (literalmente, Beit Din = "casa de la ley"), que presidía el Sanedrín cuando sesionaba como un tribunal penal.

El Sanedrín se reunía en el edificio conocido como el Salón de Piedras Talladas (Lishkat Ha-Gazith), que tanto el Talmud como muchos estudiosos ubican en la pared norte del Monte del Templo, encontrándose la mitad en el interior del santuario y la otra mitad fuera de él, con puertas de acceso tanto hacia el Templo como hacia el exterior. El nombre de la sala servía probablemente para distinguirla de los edificios en el complejo del Templo utilizados con fines rituales, que debieron ser construidos de piedras sin tallar con alguna herramienta de hierro.

Otro miembro del Sanedrín llamado Gamaliel aconsejó con sensatez a sus compañeros que dejaran de hostigar a los discípulos de Jesús. “De otro modo —dijo—, quizás se les halle a ustedes luchadores realmente contra Dios.” (Hechos 5:34-39)

En conclusión, el Sanedrín, si bien poseía una competencia importante en algunas de las decisiones del Imperio romano, no podía condenar a nadie a muerte.

Desde la disolución del Sanedrín en el año 358, d.C no se ha reconocido universalmente autoridad dentro de la ley judía.

Maimónides (1135-1204) fue uno de los más grandes eruditos de la Edad Media y es posiblemente uno de los estudiosos más ampliamente aceptados entre el pueblo judío, desde la clausura del Talmud en el año 500. Influido por la escuela racionalista del pensamiento y, en general, inclinado por una redención natural –asumiendo una postura compatibilista– del pueblo judío, Maimónides propone una solución racionalista para lograr el objetivo de restablecer el más alto tribunal en la tradición judía, invistiéndolo de la misma autoridad que gozaba originalmente. Ha habido varios intentos para aplicar las recomendaciones de Maimónides, la última de ellas en los tiempos modernos.

El problema de la reinstauración del Sanedrín radica en que, al interrumpirse su actividad, no existía un ente con la autoridad suficiente para nombrar a alguien como miembro del mismo. La propuesta de Maimónides se encuentra en su obra Mishné Tora:

Me parece que si todos los sabios de la Tierra de Israel consienten en nombrar dayanim (jueces) y concederles semijá (ordenación), tienen el derecho de musmajim y puedan juzgar los casos de pena y están autorizados para conceder semijá a los demás [restaurando así] bíblica ordenación.(Mishé Tora, Hiljot Sanedrín 4:11)

A partir de esta posición, ha habido intentos de renovar la ordenación rabínica y restablecer un Sanedrín: el rabino Jacob Berab en 1538, el rabino Israel Shklover en 1830, el rabino Aharon HaCohen Mendel en 1901, el Rabino Zvi Kovsker en 1940 y el rabino Yehuda Leib Maimón en 1949, además del Sanedrin de Napoleón, en 1806.

El último intento es de octubre de 2004 (Tishrei 5765), cuando un grupo de rabinos que representan diversas comunidades ortodoxas en Israel llevó a cabo una ceremonia en Tiberíades, donde el Sanedrín original se había disuelto, en la que el grupo restablece el Sanedrín de acuerdo con la propuesta de Maimónides y la obra jurídica del rabino Yosef Karo (Shuljan Aruj). Esta iniciativa no ha sido reconocida universalmente, y la mayor parte de los rabinos más reconocidos dentro del mundo ortodoxo optaron por no formar parte de la misma (aunque en general se abstuvieron de condenarla).

Un autoproclamado Nuevo Sanedrín de Israel  es el más reciente intento por restablecer el desaparecido Sanedrín de Israel. La iniciativa de Octubre 2004 (Tishrei 5765), se produjo por un grupo de respetados rabinos de diferentes comunidades ortodoxas en Tiberíades Israel. Pese a estar conformado por 71 sabios rabinos ancianos, no cuenta con el respaldo de la mayoría de los rabinos ortodoxos más destacados, por tanto su competencia no es universalmente aceptada.

Ahora en Julio 13, 2015 El Sanedrín de los tiempos bíblicos, volvio a funcionar en Israel. Compuesto por 71 rabinos ortodoxos, es una iniciativa que pretende sea reconocido en el país.  La composición del Consejo incluye un presidente, quien es el rabino Nasi, un canciller, el rabino Av din beis, y sesenta y nueve miembros en general, que todos juntos se sientan en la forma de un semicírculo en la sesión.

Las decisiones se toman por mayoría de votos. La constitución de setenta y uno es para evitar la posibilidad de un empate.  Los miembros del nuevo Sanedrín no son elegidos, ni su posición es permanente. Cualquier estudioso, en cualquier momento, puede ganar un lugar en la legislatura, si demuestra un mayor nivel de conocimiento en la ley judía que algún miembro actual de la legislatura.  El Sanedrín está conformado por algunos de los más grandes rabinos de la nación judía moderna. Las decisiones del tribunal tienen un alto significado espiritual para los judíos practicantes.

Ellos afirman que el mandamiento de nombrar a los jueces, está ordenado en Éxodo 18:13, Aconteció que al día siguiente se sentó Moisés a juzgar al pueblo; y el pueblo estuvo delante de Moisés desde la mañana hasta la tarde. Viendo el suegro de Moisés todo lo que él hacía con el pueblo, dijo: ¿Qué es esto que haces tú con el pueblo? ¿Por qué te sientas tú solo, y todo el pueblo está delante de ti desde la mañana hasta la tarde? Y Moisés respondió a su suegro: Porque el pueblo viene a mí para consultar a Dios. Cuando tienen asuntos, vienen a mí; y yo juzgo entre el uno y el otro, y declaro las ordenanzas de Dios y sus leyes.  Entonces el suegro de Moisés le dijo: No está bien lo que haces. Desfallecerás del todo, tú, y también este pueblo que está contigo; porque el trabajo es demasiado pesado para ti; no podrás hacerlo tú solo. Oye ahora mi voz; yo te aconsejaré, y Dios estará contigo. Está tú por el pueblo delante de Dios, y somete tú los asuntos a Dios. Y enseña a ellos las ordenanzas y las leyes, y muéstrales el camino por donde deben andar, y lo que han de hacer. Además escoge tú de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia; y ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez. Ellos juzgarán al pueblo en todo tiempo; y todo asunto grave lo traerán a ti, y ellos juzgarán todo asunto pequeño. Así aliviarás la carga de sobre ti, y la llevarán ellos contigo. Si esto hicieres, y Dios te lo mandare, tú podrás sostenerte, y también todo este pueblo irá en paz a su lugar. Y oyó Moisés la voz de su suegro, e hizo todo lo que dijo. Escogió Moisés varones de virtud de entre todo Israel, y los puso por jefes sobre el pueblo, sobre mil, sobre ciento, sobre cincuenta, y sobre diez. Y juzgaban al pueblo en todo tiempo; el asunto difícil lo traían a Moisés, y ellos juzgaban todo asunto pequeño.

 

Deuteronomio 1:9-18 "En aquel tiempo yo os hablé diciendo: Yo solo no puedo llevaros. Jehová vuestro Dios os ha multiplicado, y he aquí hoy vosotros sois como las estrellas del cielo en multitud.  !!Jehová Dios de vuestros padres os haga mil veces más de lo que ahora sois, y os bendiga, como os ha prometido! ¿Cómo llevaré yo solo vuestras molestias, vuestras cargas y vuestros pleitos? Dadme de entre vosotros, de vuestras tribus, varones sabios y entendidos y expertos, para que yo los ponga por vuestros jefes. Y me respondisteis y dijisteis: Bueno es hacer lo que has dicho. Y tomé a los principales de vuestras tribus, varones sabios y expertos, y los puse por jefes sobre vosotros, jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez, y gobernadores de vuestras tribus. Y entonces mandé a vuestros jueces, diciendo: Oíd entre vuestros hermanos, y juzgad justamente entre el hombre y su hermano, y el extranjero. No hagáis distinción de persona en el juicio; así al pequeño como al grande oiréis; no tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios; y la causa que os fuere difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré. Os mandé, pues, en aquel tiempo, todo lo que habíais de hacer. 

Por eso el actual Sanedrín hace el esfuerzo por restablecer una tradición que se remonta a los tiempos de Moisés. Etimológicamente, Sanedrín es una representación del hebreo tardío de la palabra griega synedrion, que significa “estar juntos” como en una asamblea legislativa.

 

El Sanedrín era el Tribunal Supremo del antiguo Israel. En el período del Segundo Templo, se reunía en el mismo Templo de Jerusalén.  El Sanedrín dejó de existir en el año 358 d.C.. La versión moderna fue creado en un proceso que se inició en 2004, dirigido por su actual líder, el rabino Yoel Schwartz.