El líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, manifestó que las capacidades militares del grupo terrorista islámico mejoraron vigorosamente desde el último conflicto con Israel en 2014, y advirtió que “que la ‘resistencia’ (eufemismo por Hamás) puede lanzar en cinco minutos lo que disparó en 51 días, durante la última guerra”.

Sinwar aseveró que se están estableciendo contactos para un canje de “prisioneros”, pero que este asunto es independiente de las negociaciones sobre un cese del fuego”.

Sinwar añadió que es posible que se consiga alcanzar un cese del fuego en Gaza dentro de dos meses, y aclaró que “hasta ahora no hay un texto final para el cese del fuego. Lo que están circulando son propuestas e ideas”.

Sinwar se jactó de que Hamás podría hacer que las sirenas antiaéreas suenen durante seis meses en la zona de Tel Aviv, y que desde la “Operación Margen Protector”, el último conflicto con Israel, el número de túneles en la Franja se duplicaron y se introdujeron mejoras en las capacidades explosivas de las ojivas y la precisión de los cohetes de la organización terrorista.

El líder de Hamás en Gaza enfatizó que una tregua en Gaza podría alcanzarse dentro de dos meses, independientemente de los intentos de reconciliación entre los grupos rivales palestinos.

El líder de Hamás apuntó que la Inteligencia egipcia le transmitió a su organización la respuesta del movimiento Fatah con respecto al borrador de propuesta de reconciliación y subrayó, según sus dichos, que es peor que los anteriores. Sinwar amenazó que todas las medidas punitivas que la Autoridad Palestina aplique sobre la Franja de Gaza son una “violación de las reglas de juego y Hamás responderá en correspondencia”.

“No aceptaremos que Gaza colapse por culpa del bloqueo. La situación de los habitantes de Gaza es difícil y no aceptaremos que la situación siga así. Hemos enviado mensajes a través de mediadores de que podemos volcar la olla hirviendo en el rostro de la ocupación”, dijo Sinwar. El cabecilla del grupo terrorista expresó que su grupo no está interesado en una confrontación militar, pero que “no le teme”.

El jefe de Hamás en Gaza subrayó que si las conversaciones fracasan su organización lanzará cientos de cohetes contra Israel.

Fuente: Aurora

1 / 22

Please reload

Supuestamente, "ISIS" significa en inglés "Islamic State of Iraq and Syria" ("Estado Islámico de Irak y Siria"): una organización de terroistas surgida de la nada, que hoy acapara los grandes titulares de la prensa occidental con sus sangrientas escenas.  Casi nadie había escuchado hablar de ISIS…  
 
Contando con financiación de decenas de miles de millones de dólares, combatientes yihadistas bien armados y entrenados, y conducido por Abu-Bakr-al-Baghdadi, su carismático e indómito líder de negras vestimentas reminiscentes de Darth Vader, ISIS nació con armadura y armas igual que Pallas Atenea, la diosa griega de la guerra que también nació completa de la cabeza del propio Zeus. 
 
La pregunta es si
ISIS y sus líderes sedientos de sangre tienen en mente los intereses y deseos de los musulmanes sunitas por quienes dicen combatir. ¿Será que nuevamente hay "alguien" agazapado en la oscuridad aprovechándose de los genuinos conflictos políticos, sociales y religiosos de los sunitas (y también de los chiitas) en todo Medio Oriente, desviándolos en provecho propio y arrojándolos contra un duro muro de violencia y muerte?  
 
¿Es ISIS la versión 2.1 de la "Primavera Árabe"?  Una versión potenciada que ingenieriza desde afuera el caos político y social entre grupos étnicos y políticos específicos, para así lograr los objetivos de las grandes potencias con innegables intereses en Medio Oriente?  Y no nos referimos tan sólo al petróleo, sino también al posicionamiento geopolítico como preparativo para lanzas venideras guerras contra Rusia, Irán y otras naciones.   

 

ISIS es uno de los nombres –o debiéramos decir, "marcas"– con la que es conocido este muy temido grupo terrorista.  En verdad, "ISIS" pareciera ser el nombre de un “prototipo”, por así decirlo, emanado de los laboratorios de guerra psicológica de la CIA, el MI6 y Mossad o, más probablemente, de los bancos de cerebros de acción psicológica que los apoya desde lejos: ¿El Instituto Tavistock de Londres?  ¿El Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York?  ¿Incluso, la más globalizada Comisión Trilateral? 
 
Pues "ISIS" viene transitando una serie de extraños cambios de nombre, todos tan rápidos como su repentino e inesperado surgimiento; casi de la nada.  Los nombres bajo los que opera a veces se superponen entre sí en los grandes medios occidentales que se refieren a este grupo no sólo como "ISIS", sino también como "EIL" -Estado Islámico en el Levante– que resulta más ambicioso en sus pretensiones territoriales, abarcando todo el Medio Oriente y no tan solo Siria e Irak.  Luego de superar esta inicial "crisis de identidad" la organización se decidió por un nombre más corto y atractivo; más directo al grano: “Estado Islámico” (EI).  ¡Cuán conveniente para la "Guerra Global Contra el Terrorismo" librada por las Potencias Occidentales!  
 
Pues "Estado Islámico" sataniza a todo el Islam, asociada a un grupo que comete espantosos asesinatos, decapitaciones, bombardeos, ejecuciones en masa y violencia irracional, todo perpetrado por el "Estado Islámico".
  

Geopolítica del  “Estado Islámico”

Pero miremos un poco más de cerca a la guerra que viene librando Estado Islámico… ¿Quiénes son sus enemigos?  ¿A quiénes más odia?  ¿A quiénes ataca con mayor virulencia y sadismo?  Tan o más importante: ¿A quiénes NO ataca?  ¿A quiénes ignora y deja tranquilos? 
 
    "EI" ataca ferozmente a kurdos y a cristianos de distintas denominaciones en toda la región, apuntando casi exclusivamente a sus poblaciones civiles y religiosas; aquí tenemos a ISIS / EIL / EI asesinando a incontables miles de iraquíes, sirios, kurdos, cristianos, chiitas de distintas nacionalidades.

 

¿Cómo fue posible que esta organización cruel y violenta pudiera tan fácil y repentinamente adueñarse de enormes extensiones de Medio Oriente, contando con tantos asesinos "voluntarios" europeos que hoy luchan codo-a-codo con los "combatientes por la libertad" en Siria de ayer?  …Y todo bajo la bandera negra del insólito Darth Vader musulmán…   
 
¿Será ISIS/EIL/EI la primera organización mega-terrorista lanzada al mercado "llave en mano" diseñada, controlada, armada, entrenada y copiosamente financiada, que incluye un módulo especial de posicionamiento mediático "sangriento y espeluznante"? Quizás la perversa crueldad, locura y sed sanguinaria del Estado Islámico refleje algún "valor agregado" corporativo de la Consultora Blackwater o alguna de sus afiliadas…
 
El terror global hoy abarca nuevos enemigos, nuevos grupos terroristas, nuevas pandemias, nuevas tácticas y estrategias para aterrorizar, nuevas "alertas de ataque terrorista", nuevos "estados transgresores".
 
El Al-Qaeda de ayer es el "Estado Islámico" de hoy.   Se trate de Armas de Destrucción Masiva de Irak, o la amenaza de Al-Qaeda de volar más rascacielos desde su sede en una cueva de Afganistán, o Siria envenenando a su propia población con un arma química saudita, o las bombas atómicas iraníes listas para disparar, o las pandemias de ébola, el zika, gripe aviaria y gripe porcina, o el Ántrax, o el gran Panda Chino y el aún más grande Oso Ruso… 
 

1 / 1

Please reload

Lucas 21:11 Y habra grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias: Y HABRÁ TERROR y grandes señales del cielo.

 

La palabra "TERROR" que aparece qui, proviene del griego "AKATASTASIAS" que en español significa: "TERROR PROVOCADO", "PÁNICO", "MIEDO", "ESTRÉS".  Pero en su segunda acepción significa: "REVUELTAS", "REVOLUCIONES Y ANARQUIA GENERALIZADAS".  Sin lugar a dudas, la traducción más acorde con la realidad presente es: "TERRORISMO".

 

Otro pasaje paralelo al de "Lucas 21:11" lo explica más claro:  Marcos 13:8 "Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos."

 

En definitiva, el Terrorismo se ha converitdo en la nueva religión dentro de las creencias musulmanas, y cuyo Sumo Sacerdote tuvo un nombre:  Osama Bin Laden.

 

El Terrorismo es la plaga del presente siglo.  Es una guerra entre religiones y razas, que ha matado mucha más gente de lo que nadie se imaginaba. Diariamente se producen atentados en diversos puntos del mundo, y la situación se ha vuelto incontrolable.  El fanatismo religioso está arrastrando a la humanidad a un abismo sin fondo.  Jesús lo auncio al decir:

Marcos 13:7-8 "Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os turbéis, porque es necesario que suceda así; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos." (ver más "Guerras" y "Nación contra Nación")

 

Las palabras Nación y Reino son claves en este pasaje para comprender el sentido real de lo que Jesús anunció para este tiempo profético:

 

La palabra "NACIÓN" proviene del griego "POLIS", que eran las ciudades - estado fundadas por los griegos en la época de apogeo de la cultura, arte y filosofia helenistas.  Ellas desembocaron en lo que hoy llamamos "PAISES" o "ESTADOS".  

 

Pero la otra palabra que aparece y centra nuestra atención en este momento, es el término "REINO", que procede de la voz griega:  "ETNOS".  De alli surge la palabra "ETNOGRAFÍA", la cual es una rama o ciencia a fin a la Sociología, y estudia todo lo que tiene que ver con las CULTURASTRADICIONES, FOLKLORE, RAZAS, y RELIGONES de los pueblos.  Los dos últimos elementos, "RAZAS RELIGIONES", son importantísimos  para nuestro estudio.  Lo que describen es lo que vemos todos los días en nuestro mundo:  enfrentamientos entre raza y facciones religiosas radicales que cada día cobran más fuerza.

 

Definitivamente, la Tercera Guerra Mundial será una guerra entre religiones.  Las religiones y cultos que supuestamente promueven el amor, la justicia, la paz y la armonía entre los pueblos, se ha convertido en la causa de la presente destrucción.  La intolerancia religiosa marca hoy el turbio derrotero de la humanidad para los próximos años.

 

Creencias que desechan a Jesús como pilar de la fe y a la Biblia como fundamento absoluto de su doctrina, son mera obra humana y no están dirigidas por la voz sabia y divina de Dios, el Creador y sustentador del universo y de la vida.

 

Conclusión:  Donde no está  el verdadero Dios, la devastación y el engaño florecen.  

 

Hebreos 1:1-2 "Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo."

 

Sólo el mensaje del mismo Hijo de Dios puede traer vida y armonía al corazón humano.  Sin Jesús la religión es una bomba de tiempo; sin Jesús no conoceremos nunca la paz, porque Él es la paz.  Él mismo lo ha dicho:  Mateo 11:28-30 "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.  Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga".

 

Pero la gente, prefiera vivir a su manera y debe asumir las consecuencias.  Muy pronto comenzarán a pagar demasiado cara su desobediencia al Salvador del mundo que vino a traernos paz, y caerán bajo la mano todapoderosa de Dios.  Isaias 57:20 "Pero los impíos son como el mar en tempestad, que no puede estarse quieto, y sus aguas arrojan cieno y lodo. No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos".

 

TERRORISMO:  Desde la caida de las Torres Gemelas el 11 de Septiembre del 2001, el mundo ha cambiado demasiado.

Temas Relacionados:

Damasco en la Profecia
Siria en la Profecia
Jerusalem Rodeada de Ejércitos
El Islam en los Ultimos Dias
La Profecía al Día
El Monte del Templo
Mostrar más

De una rama de Al Qaeda a una verdadera plaga del siglo XXI. El violento y repentino levantamiento del Estado Islámico ha estremecido el mundo, activando alertas tanto en Oriente Medio como en los países muy alejados de la región.  El autoproclamado califato tiene armas y recursos, utiliza innovadores métodos de combate y de reclutamiento; sus soldados no saben qué es el miedo y sus objetivos ya no se limitan a Irak y Siria.

Mientras que los combatientes del Estado Islámico van ganando nuevos territorios y sembrando miedo y muerte, el mundo, horrorizado, no para de hacerse preguntas: ¿De dónde ha salido el EI? ¿Cómo ha conseguido convertirse en lo que es hoy en día? Y la pregunta principal: ¿Es posible detenerlo?

 

A continuación les contamos en detalle lo que sabemos sobre el Estado Islámico.

La historia de lo que hoy conocemos como el Estado Islámico se remonta al año 2004, año de nacimiento de un grupo terrorista próximo a Al Qaeda con el nombre de Yama'at al-Tawhid wal-Yihad (Comunidad del Monoteísmo y la Yihad). Dirigido por Abu Musab al Zarqaui, se formó para hacer frente a la invasión de Irak (2003) y desde entonces ha cambiado varias veces de nombre y objetivos.

 

En octubre de 2004 se unió oficialmente a Al Qaeda y pasó a llamarse Al Qaeda en Irak, nombre que en 2006 fue reemplazado por el del Consejo de la Shura de los Muyahidines y, más tarde auqel año, Dawlat al-'Iraq al-Islamiyya (Estado Islámico de Irak, o EII). Entonces la organización era liderada por Abu Bakr al Baghdadi y no actuaba directamente en Siria.

A mediados de 2011 uno de sus miembros, Abu Mohamad Al-Golani, fundó el Frente al-Nusra, que pasó a ser el principal actor yihadista de la guerra civil en Siria, obteniendo en particular los recursos del EII. 
  
Buscando mantener su influencia sobre el Frente al-Nusra y reflejar su involucración en la guerra civil siria, en abril de 2013, el EII pasó a denominarse Estado Islámico de Irak y Levante (nombre antiguo de los territorios sirios) y empezó a actuar también en este país. Sin embargo, las diferencias ideológicas y estratégicas enfrentaron a ambos grupos. Es más, los métodos y las actividades violentas de EIIL, como desmembramientos o decapitaciones, resultaron demasiado radicales, no solamente para las milicias sirias, sino también para la propia Al Qaeda. En febrero de 2014, el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, anunció que dejaba de apoyar a EIIL y posteriormente pidió a la milicia que dejara de actuar en Siria y volviera a Irak.

 

Sin embargo, la ruptura no solo no detuvo al grupo terrorista, sino que le dio nueva vida: en junio de 2014, el Estado Islámico de Irak y el Levante anunció que eliminaba de su nombre la referencia geográfica y declaró que establecería un nuevo 'califato islámico', el primero desde el fin del Imperio otomano en el año 1924. El mismo día su líder, Abu Bakr al Baghdadi, fue autoproclamado 'califa' y 'líder de todos los musulmanes'. 

 

A medida que el grupo cobraba fuerza, crecía también la violencia de sus métodos y el alcance de sus masacres. Con especial crueldad los yihadistas, intolerantes hacia cualquier persona que no se ajuste a su ideología sunita salafista, persiguieron los yazidíes, a los que acusan de "adorar al demonio". Los hombres de esta minoría religiosa kurda fueron ejecutados sumariamente y sus mujeres convertidas en esclavas sexuales.

 

En marzo pasado, el grupo terrorista nigeriano Boko Haram, que fue responsable de la muerte de más de 10.000 personas en Nigeria en 2014, declaró su lealtad al Estado Islámico.  Ahora muchos expertos coinciden en que hoy en día la exrama de Al Qaeda tiene ya más poder que la propia organización de la que se escindió.  

 

Los últimos meses han estado marcados por una serie de monstruosos atentados perpetrados por los terroristas del Estado Islámico.

 

El 31 de octubre, un Airbus A321 con 224 personas a bordo que cubría la ruta Sharm el-Sheij (Egipto) - San Petersburgo (Rusia) se estrelló en el norte de la península egipcia del Sinaí. En el avión, de la aerolínea rusa Metrojet (Kogalymavia), viajaban 25 niños, 192 pasajeros adultos y 7 tripulantes.

 

A mediados de noviembre, el director del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), Aleksándr Bórtnikov, anunció que el siniestro del avión ruso, que se cobró la vida de 224 personas, fue un atentado terrorista. A su vez, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, precisó que la facción egipcia del Estado Islámico, conocida como Valiato del Sinaí, es la responsable del atentado.

 

Otra masacre que estremeció a la opinión pública mundial fue la perpetrada por los terroristas en París. El 13 de noviembre pasado la capital francesa se vio sacudida por siete ataques coordinados, entre ellos varias explosiones cerca del Estadio de Francia, tiroteos en dos restaurantes, en un bar, en un centro comercial y una toma de rehenes en una sala de conciertos. En total, de acuerdo con los informes policiales, los atentados dejaron más de 130 víctimas mortales. El presidente francés, François Hollande, declaró que el Estado Islámico estaba detrás de estos actos terroristas.

Según los datos de la inteligencia de EE.UU., cada mes a la organización se unen al menos 1.000 voluntarios extranjeros, al margen de la movilización de la población en Irak y Siria, y hasta la fecha el número total de extranjeros supera a 16.000 personas de 80 países. De acuerdo con un exmiembro del grupo islamista, en todos los países occidentales operan divisiones clandestinas del EI, cuyo objetivo es desestabilizar la situación en los Estados europeos y organizar atentados si así se lo ordenan.

 

A diferencia de los demás grupos de islamistas radicales, los 'constructores del califato' de verdad quieren crear un Estado en los territorios ocupados. Cuando los combatientes del EI toman control de una ciudad, inmediatamente organizan allí una policía, una administración local y los tribunales de la sharía. 

 

El último 'logro' del Estado Islámico es la nueva moneda de oro propia, que tiene un valor que va desde los cinco centavos hasta los 700 dólares.  Al mismo tiempo, desde el principio el Estado Islámico se ha basado el control y la vigilancia para evitar que la organización se convierta en otra Al-Qaeda, sin una jerarquía y sin que esté claro quién manda y quién obedece.

 

El plan maestro del 'arquitecto del Estado Islámico'

En este sentido, llaman la atención los documentos internos secretos del Estado Islámico, obtenidos y publicados recientemente por el diario alemán 'Spiegel' que muestran que la estrategia del grupo terrorista consiste en un plan detallado para conquistar Siria y crear nada menos que un Estado de inteligencia.

 

Los documentos, en su mayoría escritos a mano, provienen del llamado 'arquitecto del Estado Islámico', un excoronel de la inteligencia iraquí conocido por el nombre-código de 'Haji Bakr'.  El excoronel se había unido a la organización precursora del Estado Islámico en Irak en 2004 y, posteriormente, en 2010, ayudó a Abu Bakr al Baghdadi a conseguir el liderazgo nominal del EI. En 2012 Bakr operaba junto a las fuerzas del grupo en Siria y fue asesinado en combate en 2014. 

 

Según 'Spiegel', los documentos revelan métodos de establecimiento de un Estado inteligente, bien organizado y altamente complejo, basado en el espionaje generalizado, la vigilancia, los asesinatos y los secuestros. Los espías del grupo fueron introducidos en el sistema administrativo y en los organismos religiosos del norte de Siria antes de que empezara la guerra contra el Gobierno. 

 

Los agentes debían deshacerse de las personas carismáticas que pudieran convertirse en líderes de la lucha antiyihadista. Unidades especiales del EI eliminaron a los potenciales líderes de la oposición desde el principio y solo después iniciaron los ataques a las posiciones del Ejército sirio con el apoyo de "células durmientes" armadas. 

El 'arquitecto del Estado Islámico' era muy consciente de que en una sociedad donde todo el mundo se conoce será difícil encontrar a verdugos que no duden en matar a los civiles.  Es por eso por lo que creó campos de entrenamiento donde debían reunirse los islamistas radicales de diferentes países. Después de dos meses en un campo así, los reclutas se convierten en unidades de batalla perfectas que obedecen cualquier orden del líder.

 

A pesar de su odio hacia Occidente, el Estado Islámico está haciendo un gran esfuerzo por reclutar a occidentales y así aumentar su influencia propagandística. Por ejemplo, tan solo durante el pasado mes de enero, unos 100 estadounidenses viajaron al extranjero presuntamente para unirse a los yihadistas en Siria e Irak, sumándose a los cerca de 4.000 occidentales que ya lo habían hecho.  'The New York Times' ha contado la historia de una joven estadounidense que ha caído víctima de los métodos de reclutamiento del EI.

Una de las innovaciones del Estado Islámico es que no controlan ni coordinan a gran escala las acciones de sus simpatizantes en Europa y EE.UU.  Es decir, animan a los habitantes de los países desarrollados a tomar la iniciativa en sus propias manos, coger un arma e ir a matar.

 

Un ejemplo de cómo funciona este sistema podría ser el ataque contra un complejo industrial en Francia, donde un musulmán que vivió y trabajó en el país durante muchos años, decapitó a su jefe, colgó su cabeza en la verja de la fábrica y provocó una fuerte explosión que ha dejado dos heridos.

 

Los musulmanes de Oriente Medio no tienen califato desde el otomano (1517-1924), de orientación sunita, el cual fue abolido por Turquía en la reforma constitucional de 1926.

 

Hoy la mayoría de los países de Oriente Medio son seculares y no islámicos, y un musulmán devoto que quiere vivir de acuerdo con la sharía no tiene muchas opciones (Irán es una excepción, pero es chiita, mientras que el 87 por ciento de la población del mundo musulmán es sunita).  Mientras tanto, para muchos musulmanes de la región su identidad religiosa es más importante que su identidad nacional.

Además, al tomar una ciudad, los combatientes del Estado Islámico les dan la enhorabuena a los habitantes locales por la llegada de una nueva vida y prometen no ejecutar a nadie (sin razón). También reparten comida entre los pobres (sin olvidar de grabarlo), abren tiendas y servicios sociales.

 

Asimismo, los insurgentes siempre están en busca de nuevas herramientas que les ayuden a expandir su influencia en Oriente Medio y ganarse el apoyo de las poblaciones locales.  Según opina Allyson Beach, especialista en energía y medio ambiente de la organización estadounidense Council on Foreign Relations, uno de los recursos que intentará explotar el grupo es el agua, un objetivo determinante de la estrategia de expansión regional del Estado Islámico, que "en caso de ser conseguido y adecuadamente mantenido podría legitimar parcialmente su gobierno o, alternativamente, ser explotado como arma".

 

La analista destaca que la inseguridad en el tema del agua "se extiende más allá de Irak y Siria a países socios de EE.UU. como Jordania, aumentando el riesgo de que las poblaciones, privadas de sus derechos se vuelvan hacia el EI si la organización terrorista desarrolla la capacidad de proveer recursos hídricos adecuados".

 

Para contrarrestar esta amenaza, la coalición de países que luchan contra el EI "debería dar prioridad a la protección de grandes presas hidroeléctricas e infraestructura de agua en las zonas bajo ocupación del EI o cercanas" y "crear alternativas viables" para aumentar el suministro del agua en Siria e Irak, sostiene Beach.  En su opinión, "el retraso de esta acción pone barreras añadidas a la estrategia de la coalición para derrotar al Estado Islámico", ya que, según ha afirmado uno de los residentes de Mosul, "si [el EI] consiguiera mantener los servicios, la gente lo apoyaría hasta el último segundo".

Aparte de las pérdidas humanas, el Estado Islámico ya ha causado pérdidas irreparables para el patrimonio histórico y cultural de la humanidad.

 

Casi 2.500 iglesias, mezquitas y monumentos de Siria e Irak o las antiguas ciudades de Hatra y Nimrud son solo algunos ejemplos de las maravillas destrozadas por los 'bulldozers', mazas y explosivos de los extremistas.

 

"Milenios de historia han sido destrozados con martillos de ignorancia. Con cada monumento destruido la historia se olvida", lamenta al respecto Abdulameer Al-Hamdani Dafar, arqueólogo de la Universidad de Stony Brook en Nueva York. La lógica de estas acciones es que, para el grupo terrorista, las estatuas y los monumentos son una muestra de 'shirk', es decir, representan ídolos y dioses falsos. La voz 'shirk' en el islam es equivalente a 'haram' (prohibido).

 

"Estas ruinas que se encuentran detrás de mí son ídolos y estatuas que la gente del pasado solía adorar en lugar de Alá. Cuando Dios nos ordena retirarlas y destruirlas, se nos hace fácil: no nos importa si cuestan millones de dólares", explicaba un yihadista en un video publicado por el Estado Islámico en febrero pasado en el que un grupo de extremistas destruye salvajemente con picos y mazas esculturas de 3.000 años de antigüedad e incalculable valor en el museo de Mosul.

 

Sin embargo, los terroristas se llevan algunas piezas de las ciudades históricas destruidas para venderlas posteriormente, ya que para ellos constituye una fuente de ingresos.  "Los yihadistas dicen que la imagen de un ser vivo es 'haram', pero no son aprensivos a la hora de usar estatuas para obtener ganancias financieras", recuerda el ministro de Turismo y Patrimonio Histórico de Irak Adel Al-Fahad Shershab.

 

El exministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, afirmó en una entrevista a RT que el EI "no es fuerte" y que las fuerzas del autodenominado califato podrían ser derrotadas totalmente "en dos días".

 

"Creo que el Estado Islámico tiene éxito porque no se enfrenta a un esfuerzo coherente y coordinado para destruirlo. Técnicamente, no son fuertes. Son entre 30.000 y 40.000 personas, cuyos vehículos de combate son unas camionetas Toyota equipadas con ametralladoras", opinó Ehud Barak.

 

De hecho, los últimos éxitos logrados por la Fuerza Aérea rusa y el Ejército sirio demuestran que el grupo terrorista no es invencible, aunque también es verdad que combatirlo no resulta una tarea fácil.

 

Así, el Estado Islámico tiene dinero, armamento y una ideología arraigada; paga muy bien a sus combatientes; explota los agravios sufridos por la comunidad sunita en Irak y Siria y, según los expertos, está creando una nueva generación de "monstruos adoctrinados y radicalizados" en los territorios que ocupa en Oriente Medio.

 

Además, según afirma el académico del Departamento de Estudios de Defensa de la universidad londinense King's College, William Park, en un artículo publicado en el diario británico 'The Telegraph', el Estado Islámico no es una organización con cortafuegos, sino más bien la extensión de un radicalismo islámico que se puede encontrar en Al Qaeda, los talibanes, la inteligencia pakistaní, las calles de las ciudades europeas e incluso los Hermanos Musulmanes.  

En la elaboración de este artículo se han utilizado los archivos multimedia de RT, Reuters Preparado por María Lekant, Iván Sérbinov y redactado por Profecias y Actualidad.org

El Estado Islámico publica un mapa con sus "unidades encubiertas" en el mundo

Bajo el pretexto de cumplirse dos años desde que el Estado Islámico declaró su califato en Siria e Irak ―el 29 de junio de 2014― el grupo terrorista ha difundido un mapa que pone de relieve su aterrador alcance en el mundo.

El mapa divide al mundo en áreas: gran control, control medio y control encubierto. De acuerdo con el grafico, los países donde hay un mayor control por parte del EI son Irak y Siria, mientras que un control medio es ejercido en Chechenia, Yemen, Egipto, Nigeria, Libia, Somalia, Filipinas, Níger, Afganistán y Daguestán.  

La parte más escalofriante del mapa corresponde a la presencia de supuestas "unidades encubiertas" del EI que incluye, entre otros países, a Francia, el Líbano y Turquía, que sufrieron atentados terroristas en los últimos años.

Otro mapa, basado en datos del Ministerio de Relaciones Exteriores británico y publicado hace meses, releva los niveles de amenaza del Estado Islámico en los países del mundo. El nivel más alto de amenaza corresponde a España, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y Turquía. Mientras tanto, un riesgo general recae sobre Italia, Dinamarca, Suecia, Canadá, EE.UU., Grecia, Marruecos, Túnez, entre otros.

Asimismo, bajo un riesgo subyacente se encuentran Portugal, Ucrania, Noruega, Irlanda y Austria. Respecto a las zonas de bajo riesgo, según el mapa, figuran Suiza, Polonia, República Checa, Estonia, Lituania y Letonia.

En cuando a América Latina, un alto nivel de amenaza yihadista le corresponde a Colombia; dentro del riesgo general están Paraguay y Perú, en tanto que un riesgo subyacente agrupa a Brasil, Argentina, Chile y Venezuela. Países como Uruguay, Bolivia, Guayana, Surinam, Cuba, Ecuador, México y las naciones centroamericanas, figuran con un riesgo bajo.