¿Que es la Pedofilia?

Desde un punto de vista médico, la paidofilia o pedofilia es una parafilia que consiste en que la excitación o el placer sexual se obtienen, principalmente, a través de actividades o fantasías sexuales con niños de 8 a 12 años generalmente.  A la persona que padece pedofilia se le denomina pedófilo, un individuo de 16 años, al menos, que se entretiene sexualmente con menores de 13 y respecto de los que mantiene una diferencia de edad de seis años por lo menos.

La pedofilia es un rasgo multifactorial en la personalidad del que la padece, y se compone de aspectos mentales, institucionales, de actividad, de educación sexual, de violencia, de control de las pulsiones, etc. En este sentido, se suelen distinguir dos tipos de pedofilia: una primaria o esencial, muy arraigada en el sujeto, y otra secundaria (u otras), que aparecería motivada por factores circunstanciales.

Las conductas pedófilas son muy heterogéneas, desde casos inofensivos, hasta aquellos en que alcanzan niveles que entran dentro de lo criminal. A la actividad sexual de un pedófilo con un menor de 13 años se la conoce con el nombre de abuso sexual infantil o pederastia (palabra que, etimológicamente, significa lo mismo que pedofilia).

Existen diversas asociaciones de pedófilos que reivindican la pedofilia como una forma más de vivir la sexualidad humana y que, en consecuencia, debe ser aceptada con naturalidad por parte de la sociedad.

¿Qué dice la Biblia acerca de la pedofilia?"

No hay ninguna mención directa de la pedofilia en la Biblia. Pero, hay numerosos principios bíblicos que definitivamente se aplican a este pecado pervertido y abusivo. Un tal principio es la vista de la Biblia del pecado de la fornicación. La palabra traducida "fornicación" tiene la misma idea en griego y hebreo. La palabra griega es porneia, de la cual obtenemos las palabras porno y pornografía. La palabra en la Escritura se refiere a cualquier actividad sexual ilícita, y esto tendría que incluir los actos aberrantes de un pedófilo, incluyendo la recolección y comercialización de fotos obscenas o indecentes de niños. Las personas que utilizan este tipo de pornografía generalmente salen de mirar a realmente hacer, trayendo gran daño a los niños. La fornicación es entre los "deseos de la carne" (Gálatas 5:16–21) y entre las cosas malas que vienen desde el corazón de un hombre apartado de Dios (Marcos 7:21–23).

Los pedófilos comparten la característica de ser "sin afecto natural"
(Romanos 1:31); (2 Timoteo 3:2). La frase "sin afecto natural" es traducida de una palabra griega que significa "inhumano, que no ama o insociable". Uno sin afecto natural actúa en formas que están en contra de la norma social. Sin duda esto describiría un pedófilo. Además, hay un principio encontrado en las palabras de Jesucristo acerca de los niños. Jesucristo usó a un niño para enseñar a sus discípulos que la fe de un niño es necesaria para la entrada en el reino de los cielos. Al mismo tiempo, él dijo que el Padre tiene preocupación de todos sus "pequeños" (Mateo 18:1–14). En ese pasaje, Jesucristo dice, "Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos" (Mateo 18:10). La palabra menospreciar en griego significa "hacer tropezar, poner un obstáculo o impedimento en el camino, sobre el cual otro puede tropezar y caer, incitar al pecado, o hacer a uno empezar a desconfiar y desertar a uno en quien él debería confiar y obedecer."

Estas definiciones de la palabra menospreciar fácilmente pueden ser aplicadas a las acciones de un pedófilo. Por supuesto, el principio de no hacerle daño a un niño puede aplicarse a una amplia gama de acciones de abuso de niños y
 Mateo 18:10 hace el caso contra quien traería cualquier tipo de daño a un niño.

 

Please reload