Hezbollah, “con sus capacidades, experiencia, fe, voluntad y valentía es más fuerte que nunca”,

August 20, 2018

El secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, dijo que el grupo terrorista que dirige “es más poderoso que el ejército israelí ” y que tanto Estados Unidos como la entidad sionista son “demasiado débiles para organizar guerras como las lanzadas anteriormente”.

Hablando desde su búnker por vídeo durante una ceremonia celebrada en la Plaza Ashura en Beirut, marcando el 12° aniversario de la Segunda Guerra del Líbano en 2006, Nasrallah afirmó que Hezbolá es “más fuerte que en cualquier momento desde que fue lanzada” la pasada guerra.

Nasrallah felicitó a la multitud celebrando lo que denominó como la “victoria histórica” ​​en 2006. “Insistimos en marcar la ocasión el 14 de agosto para consolidar esta victoria en nuestra cultura y memoria y para dar esperanza frente a la desesperación que prevalece (en nuestra nación)”, afirmó. La “entidad sionista” ha sido disuadida, continuó Nasrallah, diciendo que Tel Aviv ha estado tratando de desarrollar sus capacidades militares “en vista de su derrota en 2006”.

“Desde 2006, los israelíes han estado observando la resistencia y han puesto planes defensivos para enfrentar un posible ataque de Hezbolá para liberar la Galilea”, afirmó.

En su discurso, Nasrallah comentó sobre la declaración de un oficial israelí de que Hezbollah es el segundo ejército más poderoso de la región, después del ejército israelí. El líder terrorista no estuvo de acuerdo con esa evaluación.

Hezbollah, “con sus capacidades, experiencia, fe, voluntad y valentía es más fuerte que nunca”, declaró Nasrallah. “No somos el ejército más poderoso de la región, pero seguramente somos más fuertes que el ejército israelí, porque el problema no es una cuestión de capacidades, sino una cuestión de fe “.

Refiriéndose a la situación en Gaza, Nasrallah dijo que Israel enfrenta un callejón sin salida porque “a pesar de estar sitiada y abandonada, [Gaza] es firme y todavía ofrece sacrificios todos los días”.

Luego centró su atención en el “acuerdo de siglo” del presidente estadounidense Donald Trump, señalando que “se enfrenta a problemas reales”, que todos los palestinos lo rechazan y que “ningún líder palestino puede asumir la responsabilidad de firmar un acuerdo que reconoce a Al-Quds [Jerusalem] como capital de la entidad sionista”.

Nasrallah alegó que las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Irán apuntan a “crear ira pública contra el establishment islámico allí”, pero que la República Islámica “es más poderosa hoy, y los intentos de Estados Unidos de derrocar al sistema islámico serán en vano”.

1 / 1

Please reload

Temas Relacionados:
Las 70 Semanas de Daniel
Siria en las Profecias
La Profecia sobre Damasco profeciasyactu
El Arrebatamiento
Jerusalem y el Islam
La Bomba Atomica en las Profecias
Jerusalem Rodeada de Ejércitos
La Gran Tribulación
Expectativas del Mesiías
El Anticristo
El Pacto de Paz
Terrorismo
el Islam y los ultimo Dias
El Islam en la Profecia
Gog y Magog
Los 4 jinetes
El Armagedon
Mostrar más

El Salmo 83 contiene una intrigante profecía acerca de muchas naciones del Medio Oriente que aparentemente no se ha cumplido aún, y que posiblemente tenga relación con los acontecimientos del tiempo del fin. De ser así, predice una confederación de países árabes que procurará eliminar a Israel.

“Contra tu pueblo han consultado astuta y secretamente, y han entrado en consejo contra tus protegidos. Han dicho: ‘Venid, y destruyámoslos para que no sean nación, y no haya más memoria del nombre de Israel’. Porque se confabulan de corazón a una, contra ti han hecho alianza las tiendas de los edomitas y de los ismaelitas, Moab y los agarenos; Gebal, Amón y Amalec, los filisteos y los habitantes de Tiro. También el asirio se ha juntado con ellos; sirven de brazo a los hijos de Lot” (vv. 3-8).

Cuando comprendemos a qué región y a qué pueblos se refiere esta profecía, estos nombres bíblicos resultan muy significativos. Entre los edomitas  se encuentran los palestinos y algunos de los turcos. Los ismaelitas,  descendientes de Ismael, incluyen a numerosos pueblos árabes del Medio Oriente y del norte de África. Moab  es la zona central de Jordania, y al parecer el término agarenos  se refiere a otros descendientes de Agar.

Gebal,  que significa “montaña” o “frontera”, por lo general se identifica como la ciudad fenicia de Biblos, conocida actualmente como Yabail, en el Líbano. Algunos creen que se refiere a los montes de Jordania. Amón se refiere a la región del norte de Jordania, cerca de Amán (nombre derivado de Amón). Amalec  parece referirse a una rama de edomitas de Palestina. Los filisteos  probablemente eran los moradores de lo que ahora se conoce como la Franja de Gaza. La antigua Tiro  fue una ciudad-estado de mucha importancia en el sur del Líbano. Los  asirios, en su sentido étnico, parece referirse a gente que emigró hacia Europa central hace muchos siglos, mientras que geográficamente, Asiria correspondía a lo que ahora es el norte de Irak. Los  hijos de Lot se refiere una vez más a Moab y a Amón, en la región de la actual Jordania.

Durante muchos siglos, la unificación árabe ha sido muy esquiva, pero en la actualidad hay una meta común que está uniendo poco a poco a los pueblos árabes. Dicha meta pretende acabar con Israel y su aliado principal, Estados Unidos, junto con la libertina cultura occidental, la cual desde hace mucho tiempo ha sido considerada como una amenaza al sistema de vida islámico. 

Hezbolá (adaptación fonética al español del árabe حزب الله, ḥizbu-'llāh(i), "Partido de Dios", desde ḥizb, partido y Allah, Dios), también escrito como Hizbulá o en sus formas menos castellanizadas Hizbullah o Hezbollah, es una organización islámica musulmana chiílibanesa que cuenta con un brazo político y otro paramilitar.

 

Fue fundado en el Líbano en 1982 como respuesta a la intervención israelí de ese momento y fueron entrenados, organizados y fundados por un contingente de la Guardia Revolucionaria iraní.​ Hezbolá recibe armas, capacitación y apoyo financiero de Irán.

Es, junto con el Movimiento Amal, la principal expresión política y militar de la comunidad chiídel Líbano, actualmente el grupo religioso más numeroso del país.

Tanto la Unión Europea​ como Estados Unidos consideran oficialmente a Hezbolá o su brazo armado como una organización terrorista, además de otros países tales como Australia, Canadá, Reino Unido, Países Bajos, Francia, Israel, Baréin, el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo y Egipto.  Por el contrario, parte de los gobiernos del mundo árabe consideran a Hezbolá un movimiento de resistencia legítimo.

Hezbolá se originó en la comunidad chií del Líbano, que ha vivido allí durante más de 1.000 años. Según la CIA, se estima que los chiíes aglutinan al 41% de la población libanesa. 

En 1997 Hezbolá forma una Brigada Libanesa multiconfesional para luchar contra la ocupación de Israel, en un intento de revivir la Resistencia Nacional y secular contra el Estado hebreo, marcando así la “Libanización de la Resistencia" .

En mayo de 2000, Israel se retiró unilateralmente del sur del Líbano tras 18 años de ocupación, retirada completa que fue certificada in situ por la ONU. Hezbolá reivindicó entonces las Granjas de Shebaa, una pequeña área fronteriza de 20 km² que Israel arrebató a Siria en 1967 y es reclamada por Líbano

La retirada israelí se interpretó en medios islamistas como una victoria de Hezbolá e hizo que aumentase su popularidad entre los musulmanes libaneses. Inmediatamente después Hezbolá penetró en la zona desalojada por el Tsahal, provocó la caída de la milicia cristiano-falangista libanesa y del proisraelí Ejército del Sur del Líbano (SLA), y mantuvo desde la frontera su hostigamiento militar hacia Israel pese a que, en septiembre de 2004, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó la Resolución 1559, auspiciada por Francia, que instaba al desmantelamiento de todas las milicias armadas que operaban en el Líbano, resolución que ha incumplido repetidamente el Gobierno libanés en el caso de Hezbolá, alegando que esa organización armada no es una milicia.

En 1985 Hezbolá hace público su primer manifiesto, describiendo su ideología y objetivos, entre los cuales preconizaba la implantación de una República Islámica en el Líbano,​ objetivo que es redefinido en su segundo manifiesto, de 2009, en el cual, además de omitir toda referencia al establecimiento de un orden islámico en ese país, la organización, establece como meta el establecimiento de una democracia mayoritaria y secular.

El  22 de febrero de 1985, Hezbolá publica un documento. El manifiesto contaba con 25 apartados que trataban sobre: la identidad de Hezbolá, su ideología, sus principales objetivos, a quienes consideraba sus enemigos (énfasis en Israel y EEUU) y aliados (a quienes luchen contra sus enemigos), una invitación a los cristianos a convertirse al Islam, una crítica al régimen político confesional, la propuesta del Islam como sistema de gobierno, reprobación a los países árabes alienados a EEUU, motivación a los ulemas en la dirigencia de la comunidad musulmana, entre otros temas. La importancia de este documento radica que a partir de su publicación, Hezbolá pasa de tener sus actividades de resistencia en secreto hacia un trabajo en la esfera pública.

Los cuatro objetivos que Hezbolá establece en su Carta Abierta son: 

  1. Expulsar a Israel de Líbano y posteriormente eliminarlo

  2. Expulsar a franceses, estadounidenses y sus aliados de Líbano para eliminar la influencia colonial en el país

  3. Someter a los falangistas a un juicio justo por todos los crímenes perpetrados hacia musulmanes y cristianos

  4. Permitir a la población el derecho a la autodeterminación para elegir libremente un sistema político al que ellos aspiran, invitando a acoger el sistema islámico como sistema de gobierno para asegurar la justicia y dignidad de todos, previniendo la injerencia de cualquier país colonial.

En la Carta Abierta, Hezbolá se identifica con los oprimidos del mundo y hace un llamado para luchar en conjunto contra los opresores del mundo, identificados en EEUU y los países colonizadores. Esto se hace evidente en su texto al expresar:

“Respecto a Líbano y Palestina, estamos comprometidos principalmente en enfrentar a los Estados Unidos porque tiene la mayor influencia entre las potencias coloniales del mundo, y también Israel, que es el producto del sionismo mundial” 

Hezbolá dispone de un poderoso e influyente canal de televisión por satélite llamado Al-Manar, que emite desde Líbano en árabe, inglés, español, francés y hebreo. La mayor parte de su programación son mensajes antisionistas y que fomentan la resistencia desde la ideología chií. En Francia ha sido declarado ilegal por "transmitir imágenes racistas, antisemitas e incitadoras de violencia".  La UE respaldó esa decisión impidiendo la repetición de la señal de Al-Manar por parte de los satélites europeos, en aplicación de la norma europea contra la «incitación al odioracial y/o religioso»