Excavaciones

Esmirna fue la segunda ciudad que recibiera una carta del apóstol Juan en el libro del Apocalipsis. Hechos 19:10 nos sugiere que la iglesia fue fundada durante el tercer viaje misionero de Pablo. El lugar antiguo de Esmirna no se ha excavado mucho debido a que la ciudad puerto de Izmir alberga la segunda población más grande en Turquía. Con la excepción de la agora, el teatro y algunas secciones del acueducto romano, poco queda de la ciudad antigua.

Fortificaciones

Esmirna se encontraba a 56 km(35 mi) al norte de Éfeso, construida junto a las ruinas de una colonia antigua griega que fue destruida en el siglo VII a.C. Lisímaco, uno de los generales de Alejandro Magno, reconstruyó Esmirna con un nuevo estilo helénico en el siglo III a.C. Tiempo después, la ciudad fue establecida como un centro comercial romano con un puerto en el mar Egeo. Los eruditos creen que la ciudad creció a una población de 100 000 personas en la época de los apóstoles Pablo y Juan.

La Agora

Esta Agora del siglo II d.C. está localizada entre la acrópolis y el puerto. Fue parcialmente escavada de 1932 a 1941 por arqueólogos alemanes y turcos. Los pórticos alineaban los lados norte y oeste de la agora, y en el centro restaba un altar a Zeus.

Arcos del Primer Nivel de la Agora

La carta en Apocalipsis 2:8-11 está llena de afecto y gozo que viene del triunfo sobre la adversidad y la persecución. La iglesia en Esmirna se enfrentó a una fuerte oposición judía. Había un número considerable de judíos en la ciudad desde tiempos antes del Nuevo Testamento y hasta el periodo Otomano. Aun hoy hay varias sinagogas en la ciudad moderna.

Estatua de León en la Agora

Cuando Juan dijo que algunos serian arrojados a la cárcel el sabía que el encarcelamiento romano era frecuentemente un preludio a la ejecución. El animaba a los creyentes a ser fieles hasta la muerte. Durante su persecución, el aprendiz de Juan, Policarpo, fue martirizado aquí in el año 155 d.C. Como ejemplo de las advertencias y las exhortaciones de Juan, el se rehusó a blasfemar el nombre de Dios y posteriormente fue quemado vivo.