March 22, 2019

Las fuerzas armadas de Reino Unido han preparado un grupo especial de soldados en un búnker antinuclear perteneciente al Ministerio de Defensa para que ayude al Gobierno en caso de que se produzca un Brexit sin acuerdo, informa Sky News.

Este refugio subterráneo —que recibe el nombre de 'Pindar' y se encuentra ubicado a gran profundidad justo debajo de la sede del Ministerio de Defensa del Reino Unido— fue construido para ser utilizado únicamente en tiempos de guerra o en caso de serias emergencias nacionales.

La operación militar de gestión de crisis, denominada Operación Redfold, fue activada a principios de esta semana e involucra a unos 3.500 efectivos de personal militar que asistirían al Gobierno en caso de que la UE rechace la solicitud de la primera ministra británica, Theresa May, de una extensión del plazo estipulado para la salida, y el país se viera obligado a salir de la UE sin acuerdo el 29 de marzo.

Faltando cada vez menos para la fecha límite y aún sin ningún acuerdo en el horizonte, el control del planeamiento estatal relacionado con el Brexit pasará del Gabinete de Gobierno a las manos del comité de emergencias COBRA (acrónimo inglés de Sala de Reuniones de la Oficina del Gabinete).    

Esta medida supone un funcionamiento casi ininterrumpido las 24 horas del día de los ministerios más vulnerables ante las posibles disrupciones que podría causar una ruptura dura con la UE en carteras como Salud, Transporte o Defensa.

Para prepararse para este escenario, desde el próximo lunes las tropas especiales entrarán en un modo de preparación extremadamente alto para estar listas para ser desplegadas en cuestión de horas en caso de una contingencia.

Las fuerzas podrían ser utilizadas para el transporte de alimentos, combustible y otros productos en el país. Un equipo de 200 efectivos militares está listo para conducir camiones cisterna a gasolineras en caso de que fuera necesario.

Este miércoles May solicitó formalmente a Bruselas una extensión del plazo estipulado para la salida, proponiendo el 30 de junio como nueva fecha límite, al tiempo que expresó su "arrepentimiento personal" ante la nación por el retraso del Brexit.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, indica en un documento al que ha tenido acceso la agencia Reuters que "cualquier extensión ofrecida al Reino Unido debería durar hasta el 23 de mayo de 2019 o debería ser significativamente más larga y requerir elecciones europeas".

1 / 2

Please reload

Temas Relacionados:

Jerusalem y las naciones
La Onu y Israel
Mostrar más